Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde dice que con la ikurriña "se representa más ampliamente a la sociedad"

La ikurriña en el balcón de Pamplona para los sanferminesEFE

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron (EH Bildu), ha valorado que la ikurriña haya sido izada en el balcón del Ayuntamiento antes del inicio de los Sanfermines 2015 y ha afirmado que de esta forma "las banderas que están colgando ahora mismo de los mástiles del Ayuntamiento representan a un sector mucho más amplio de la sociedad".

Junto a la ikurriña ondean este lunes en la fachada de la Casa Consistorial las banderas de Pamplona, Navarra, España y Europa.
Joseba Asiron ha explicado a los periodistas que "ahora mismo pueden estar aquí reunidas prácticamente todas las sensibilidades políticas que hay en la ciudad" y ha señalado que a él no le sobra "ninguna" bandera. "Me faltaba una", ha añadido, afirmado además que "la ikurriña en el Ayuntamiento es un símbolo de cambio".
El alcalde ha explicado igualmente que esta misma mañana se ha realizado una recepción oficial en el Ayuntamiento a tres parlamentarias vascas de EH Bildu, Diana Urrea, Eva Blanco y Rebeca Ubera, y ha mencionado que la ley foral de Símbolos de Navarra recoge que "cuando vengan este tipo de autoridades puede colgar la bandera". "Por una cuestión de protocolo se puede colgar la bandera", ha añadido.
Recurso del Gobierno
La Delegación del Gobierno en Navarra ha interpuesto un recurso contencioso administrativo contra la decisión del Ayuntamiento de Pamplona de colocar la ikurriña en la fachada de la Casa Consistorial.
Según ha señalado la Delegación del Gobierno en un comunicado, "el hecho de colocar la ikurriña durante el chupinazo de las fiestas de San Fermín 2015 en el balcón del Ayuntamiento de la capital navarra supone un acto contrario a la legalidad vigente".