Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez Ruz se muestra confiado en que el trabajo que deja pendiente Velasco saldrá adelante

Señala que la reprobación de Catalá es un mecanismo previsto en la Constitución
El juez Pablo Ruz, que instruyó el "caso Gürtel" en la Audiencia Nacional, se ha referido este miércoles a la designación de su excompañero Eloy Velasco para la sala de apelaciones de este órgano, lo que le obligará a dejar en unos días la instrucción de casos de la proyección mediática de 'Púnica' y 'Lezo' que afectan a cargos del PP.
Momentos antes de participar en una mesa redonda sobre la acusación popular, Ruz ha señalado que la aspiración de Velasco por ascender en su carrera "es legítima" porque reúne todos los requisitos del nuevo cargo. "Más allá estoy seguro que todo el equipo que forma parte de la Audiencia Nacional el trabajo seguirá adelante y saldrá", ha manifestado.
Ruz, actualmente juez de instrucción número 4 de Móstoles (Madrid), ha eludido pronunciarse sobre las últimas polémicas en la Fiscalía Anticorrupción al no conocer más que lo que han publicado los medios de comunicación, si bien ha mostrado su respeto hacia los fiscales que integran dicho órgano. "He trabajo con la mayor parte de ellos y me siento muy orgulloso -ha indicado-. Son profesionales que saben hacer muy bien su trabajo y estoy seguro que lo van a seguir haciendo".
Sobre la reprobación del ministro de Justicia, Rafael Catalá, por la mayoría en el Congreso de los diputados, Ruz ha señalado que dicho mecanismo está en la Constitución y que los diputados tienen la legitimad para tomar dichas decisiones, si bien ha eludido hacer una valoración al respecto.
Tampoco ha querido valorar el informe de la UCO de la Guardia Civil que implica a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en la trama de la 'Púnica" al tratarse de asuntos en trámite sobre los que los operadores jurídicos no deberían pronunciarse.