Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ruiz-Huerta no rechaza ser candidata de Podemos en las próximas elecciones pero "lo importante es no apegarse al cargo"

La nueva portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta no rechaza ser candidata de la formación morada en las próximas elecciones en la Comunidad si bien ha advertido de que "lo importante es no apegarse a los cargos" y que ella estará a disposición de lo que el Consejo Ciudadano decida.
En una entrevista con Europa Press, la diputada ha sido preguntada por si se ve candidata en unas futuras elecciones a lo que ha respondido que la "respuesta es completamente prematura" pero que hará "en todo momento" lo que su partido le pida.
Por eso, si desde la formación de Pablo Iglesias le pidieran que "diese ese paso al frente, lo daría y si se decidiera que es otra persona, otro perfil el adecuado para llevar a cabo esa función, no solamente lo respetaría sino que trabajaría codo con codo con esa persona apoyando a tope".
No obstante, ha aclarado que, en su opinión, "lo importante es no apegarse a los cargos, no son las personas ni personalismos". "Me lo tomo muy en serio y tengo la intención de revisar cada día que no tengo actitudes de este tipo porque creo que lo importante es el proyecto", ha aseverado.
Preguntada sobre si el hecho de ser ahora portavoz le avalaría a la hora de presentarse por el trabajo realizado en la Asamblea, Ruiz-Huerta ha reconocido que "es un capital que hay que amortizar", y que "si el Consejo ciudadano así lo considera", ella diría que "por supuesto". "Estaré a disposición si esa es la lectura que se hace desde el órgano político", ha indicado.
"Si (el Consejo piensa que) el trabajo que se ha hecho ha sido bueno, hay que amortizar esa experiencia pero si se decide que hay otra persona más adecuada, porque hay mucha gente valiosa en Podemos, haré lo que se me pida", ha reiterado.
NECESIDADES DEL GRUPO
Mientras tanto, el mensaje que ha trasladado durante toda la entrevista ha sido el del trabajo. Si bien ha señalado que el Grupo parlamentario ha trabajado "bien siempre, desde el principio", que ha tenido "buen nivel" y que no tiene "queja", ha indicado que ahora toca "ejecutar la nueva hoja de ruta y el nuevo proyecto político del Consejo ciudadano".
Como ha explicado, "Podemos se va haciendo poco a poco" y el resultado de la segunda asamblea ciudadana es que tienen "un consejo con una mayoría más clara que la anterior que lleva de la mano aparejado un proyecto político que es el que ha resultado vencedor, y hay que ponerlo en práctica" para que el consejo "de una vez funcione mejor" porque el anterior "ha estado muy paralizado".
En este escenario, el grupo parlamentario "no es más que una herramienta del motor de Podemos en la Comunidad, que es el consejo ciudadano y el trabajo de los círculos". "Eso tiene que ser el motor de la organización. El Grupo Parlamentario es una herramienta más, una herramienta importante que está en las instituciones pero solo es una herramienta más", ha considerado.
Por eso, confía en que este consejo "funcione de verdad y ponga en marcha un proyecto con dos objetivos fundamentales": apuntalar al Gobierno de Cristina Cifuentes y la construcción de un movimiento popular para terminar con la huida de militantes. "La gente tiene que volver y eso pasa por que los círculos tengan una capacidad de hacer política real", ha dicho.
En cuanto a Cifuentes, ha señalado que estos días se está viendo cómo "se desmorona". "Lleva un 35 por ciento de diputados dimitidos y en este momento tiene hasta tres en aprietos judiciales serios: dos de ellos, Juan Soler y Josefa Aguado por corrupción, y uno tercero, que es ni más ni menos que el portavoz del Grupo y está querellado por un tema de acoso laboral". "La situación es insostenible, con lo que llevamos denunciando desde el primer día", ha considerado.
Ruiz-Huerta también tiene que decidir qué va a pasar con el trabajo que venía haciendo hasta ahora puesto que, entre otras cosas, preside la comisión del Estudio de la Deuda, y coincide en horarios con la rueda de prensa que ofrecen los portavoces tras la Junta de Portavoces.
"No lo he pensado porque quiero hacerlo conjuntamente con todos los compañeros y compañeras", ha explicado la diputada, quien ha indicado que la circunstancia de coincidencia de horarios le va a poner "las cosas difíciles" para quedarse en esa comisión. No obstante, ha reconocido que da "mucha pena" dejar esta comisión o la de Justicia porque las dos le encantan".
Ha "disfrutado mucho trabajando en las dos", ha explicado, al tiempo que ha insistido en que se va a poner "a disposición" del grupo y en lo que "colectivamente" vean "que es mejor para todos". "Voy a dejar un poco de lado mis intereses personales y atender que a lo mejor hay gente que le apetece ocupar los puestos que he tenido yo", ha concluido.