Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba: “El mensaje es más de lo mismo, resistir que no vamos a cambiar nada”

Alfredo Pérez RubalcabaEFE

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha calificado de "decepcionante" e "irrelevante" el último Consejo Europeo, celebrado los días 14 y 15 de marzo pasados, y ha lamentado que los líderes europeos desaprovecharan esa ocasión para hablar de crecimiento y empleo, advirtiendo además del riesgo de que se vuelva a crear una frontera entre el Norte y el Sur. El líder de la oposición lamenta que el mensaje que se ha mandado a los ciudadanos es "más de lo mismo, resistir que ya llegará el buen tiempo. Perder toda esperanza, no vamos a cambiar nada".

Durante su intervención en el Pleno del Congreso, el líder de los socialistas ha lamentado que la última cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE fuera "irrelevante, sin contenido y desgraciadamente no sirviera para nada" a pesar de la "situación dramática" que atraviesa Europa. "Ha sido un auténtico fiasco", ha añadido.
"El Consejo tenía que haber tenido en cuenta a los 20 millones de europeos sin empleo, una parte de los cuales tiene por delante exclusión social y pobreza y que, en muchos casos, sienten su dignidad personal atacada por las políticas de la UE. Tenía que haber mandado un mensaje de esperanza a los ciudadanos y no ha sido así. Ha sido un Consejo inane, irrelevante y una ocasión perdida en un momento especialmente delicado", ha reprochado.
"El mensaje que se ha mandado a los ciudadanos es más de lo mismo", ha insistido, "resistir que ya llegará el buen tiempo. No hay euroescepticismo, es eurotemor, porque los ciudadanos tienen miedo de las decisiones que toma Bruselas, a ellos se les manda el mensaje de no vamos a cambiar nada, perder toda esperanza".
Y es que, pese a los "desastrosos resultados" conseguidos el año pasado con las políticas de ajuste promovidas por el comisario Olli Rehn, no ha habido "autocrítica" sino que "se lanza el mensaje de 'más de lo mismo', de que se va a seguir por la misma senda que ha conducido a la recesión". "Cabría decirle al Colegio de Comisarios si se han parado a pensar que igual una parte de los datos que nos reprochan tienen su origen en una política económica europea equivocada", ha añadido.
Una crisis política
A renglón seguido, el líder del PSOE ha alertado de que la crisis económica en Europa se ha convertido en "una crisis económica de Europa" que también tiene ramificaciones políticas, ya que "se está abriendo una fractura entre el Norte y el Sur", donde los ciudadanos "tienen la sensación de que están siendo maltratados, cuando no castigados, por una política pasada" de la que somos responsables, pero en la que también ha jugado un papel tanto el Banco Central Europeo como países como Alemania.
"Eso está quebrando la solidaridad y la unidad de la UE, y el Consejo Europeo tiene que tener en cuenta eso. Por eso es tan decepcionante que se reúnan y no hablen prácticamente de nada", ha insistido Rubalcaba, advirtiendo asimismo del "riesgo de crear una nueva frontera entre Norte y Sur".
Una fractura que también causa la imposición de políticas "de magnitudes considerables" a estados como Italia o Portugal, donde "cada mes se demuestra que las cosas no van bien y que cada ajuste y recorte que la troika obliga a hacer se traduce en más recesión, más paro y más desigualdad".
Por eso, Rubalcaba aboga por "dejar bien claro que esa política no es la de Europa sino, en todo caso, la de una derecha europea dirigida por la canciller alemana, Angela Merkel". "Criticar hoy en España la política que está haciendo Merkel es defender a Europa", ha apostillado el líder socialista.
Aumentar el ritmo de reformas
No obstante, ha coincidido con Rajoy en que es necesario imponer un ritmo distinto a los cambios en la UE y a medidas como las relativas a la creación de empleo, porque "la crisis no disminuye, sino que aumenta" y sus efectos "se están haciendo insoportables para los ciudadanos".
"Hay que hablar de unión bancaria, de unión fiscal, de unión económica y política, del Banco Central Europeo... y hay que hacerlo rápidamente. No tenemos tiempo, la situación es dramática y se pudre por momentos en los países del Sur. Soy consciente de que no es fácil, que esto exige hacer piña. No basta con que un país lo proponga, pero desde el PSOE vamos a intentar que los partidos socialistas de Italia, Grecia, Francia y Portugal coincidamos en esto, en pedir planes, calendarios y velocidad, porque no podemos esperar más", ha añadido.
Crisis de Chipre
Con respecto al rescate del sistema financiero de Chipre, que se fraguó pocos días después del Consejo Europeo y al que Rajoy también ha hecho referencia en su intervención, el diputado socialista ha recordado que se trataba de "la historia de lo que todo el mundo sabía que iba a pasar" y ha lamentado que se haya abordado "con improvisación y chapucería".
En este sentido, ha aprovechado para reconocer que si hubiera existido la unión bancaria "se habría resuelto la crisis de forma adecuada", pero ha reclamado "un sistema de rendición de cuentas" de los responsables europeos cuando toman decisiones que afectan a toda la Eurozona.
Rubalcaba también ha reclamado a Rajoy que aproveche la crisis chipriota para "poner sobre la mesa el debate sobre los paraísos fiscales", ante la evidencia de que en Europa existen "limbos fiscales" que hacen "competencia desleal" al resto de estados. Así, aunque es cierto que gran parte de esta lucha requiere de una colaboración más amplia, ha recordado que Europa puede "hacer cosas" como "armonizar impuestos, poner tributos a quienes tienen sociedades en otros países, o aplicar la directiva sobre la fiscalidad del ahorro".
Por último, el líder del PSOE ha reclamado al Consejo Europeo que se enfrente a la pobreza y la exclusión social que está causando la crisis y ha vuelto a plantear la creación de un Fondo con mil millones de euros para el Estado, las comunidades autónomas y el tercer sector.