Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba insiste en ofrecer un pacto para "pelear juntos en Europa"

Rubalcaba y López, en la Fiesta de la Rosa de DurangoEfe

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reiterado su ofrecimiento al Gobierno central de un pacto para poner en común las propuestas "a llevar a la Unión Europea", para "pelear juntos", y hacer un "frente común" contra el desempleo. Asimismo, le ha pedido que retire la Ley Wert porque va "contra la igualdad" y ha advertido que el PSOE volverá a "gobernar y a cambiar España".

En un acto celebrado en el Landako Gunea de Durango (Bizkaia) con motivo de la Fiesta de la Rosa, en el que ha participado junto al secretario general del PSE-EE, Patxi López, y numerosos miembros de la formación, el líder de la oposición ha indicado que el PSOE y el PP "no son iguales ni en cómo nos organizamos" y ha remarcado que la violencia en Euskadi se ha ido "para no volver". "El PP está intentando socavar y acabar con el estado del bienestar", ha añadido.
Tras recordar que si se abarata el despido "lo que sucede es que habrá más despidos", ha lamentado que se hayan "roto las reglas del juego" al imponerse "la voluntad de los empresarios". "Están bajando los salarios por decisiones unilaterales de los empresarios que tienen una ley que lo permite", ha indicado en referencia a la reforma laboral.
A su juicio, es bueno que en época de crisis haya moderación salarial para "preservar y repartir el empleo", pero si los trabajadores "hacen un esfuerzo hay que pedir el mismo a los empresarios y al gobierno", ha indicado, para añadir que es necesario solicitar "esfuerzos mayores a quienes puede hacerlos".
En este contexto, ha manifestado que en los últimos tiempos "suena una segunda vuelta de tuerca a la reforma laboral" con la eliminación del salario mínimo o el abaratamiento del despido, por lo que ha defendido que el problema no es "cómo se despide sino cómo se contrata", motivo por el que es preciso "abaratar la contratación".
"Hay que preocuparse por el comienzo no por el final. Si caminan en la dirección de abaratar el despido nos volverán a tener rotundamente en contra a nosotros y a los sindicatos", ha vaticinado, para añadir que se está "peor que hace un año", ya que el Gobierno se ha equivocado y "olvidado de la gente por no tener sensibilidad social".
Por ello, ha abogado por "llegar a un acuerdo y sumar esfuerzos entre partidos y sindicatos" con el objeto de "hacer un frente común contra el desempleo y acelerar la salida de la crisis", así como pactar con el Ejecutivo las propuestas "a llevar a la Unión Europea" y "pelear juntos en Europa".
"Nos trataron muy mal y nos negaron el acuerdo utilizando sistemáticamente la crisis para ganar las elecciones, pero es que en esto tampoco somos como ellos. No lo hemos sido nunca", ha señalado, para añadir que los socialistas se preocupan de España también cuando están en la oposición. "O nos olvidamos de los acuerdos de la Moncloa o del Pacto Antiterrorista", ha cuestionado.
En este contexto, ha tenido un recuerdo para Gesto por la Paz, organización que se disolvió este sábado definitivamente, y a quien cree se le deben "valores cívicos y morales". "Os dije el año pasado que la violencia se había ido de Euskadi para no volver", ha recordado.
"La igualdad, en peligro"
El líder de la oposición ha centrado gran parte de su intervención en la "igualdad" y ha remarcado que se encuentra "en peligro" porque la derecha quiere "disminuirla". Además, ha acusado al Ejecutivo de hacer "un ajuste de cuentas" con el estado del bienestar y le ha instado a que acepte que la salud es "para todos, universal".
"Hace unos días ha muerto un senegalés sin papeles en Baleares", ha recordado, para añadir que "un país como España, serio y cabal, no puede permitir que alguien muera por no tener papeles".
Además, ha acusado a la derecha de querer excluir de la educación a los jóvenes con problemas educativos y de querer "segregar" por lo que ha reiterado su no a la Ley Wert y ha pedido su retirada.
"Es un ataque frontal a la igualdad de oportunidades. No queremos que vuelva a haber colegios para ricos y colegios para pobres", ha añadido. También ha advertido que el PP quiere dar privilegios a la escuela privada frente a la pública, así como imponer una ley que establece la religión como materia obligatoria.
Asimismo, ha recordado que las anteriores leyes educativas han tenido consenso, ya que "las votó todo el mundo, menos el PP que se abstuvo", mientras que ahora la formación popular quiere imponer una legislación que sí tiene un consenso: "Todo el mundo está contra ella".
Mujeres maltratadas
Asimismo, ha recordado al Gobierno central que contra la violencia de género "hay que luchar cada día". "Año y medio lleva Mariano Rajoy al mando del Gobierno y no le he oído hablar ni una sola vez de la violencia machista", ha denunciado, para añadir que es necesario que el Ejecutivo revise sus políticas de igualdad.
"Las mujeres sienten cómo las políticas de la derecha traen desigualdad a sus vidas... Envían un mensaje a las mujeres de que 'se acabó la fiesta, volved a casa, de la que nunca tendríais que haber salido'", ha criticado. Asimismo, ha censurado la reforma de la Ley del aborto y ha advertido de que los socialistas estarán con las mujeres en su defensa para decidir "libremente sobre su maternidad".
En este sentido, ha advertido de que si se cambia le legislación habrá "quien lo pase mal, pero también quien tenga recursos como para acudir a Londres o Lisboa a seguir haciendo uso de su libertad".
Por último, y en referencia a quienes señalan que PP y PSOE son "lo mismo", el secretario general socialista lo ha negado con rotundidad y ha indicado que si el PSE-EE designara a su secretario general como ha hecho el PP con Arantza Quiroga habría "una auténtica rebelión entre los socialistas vascos".
"No somos iguales, ni siquiera en cómo nos organizamos. Somos el partido más democrático", ha indicado para añadir que los socialistas "vamos a volver a gobernar y a cambiar España".