Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa Díez dice que nadie se ha "ganado el aforamiento, el Rey tampoco"

Rosa Díezcuatro.com

La portavoz de UPyD, Rosa Díez, cree que Don Juan Carlos no debería estar aforado cuando deje de ser Rey, ya que es partidaria de "liquidar" todos los aforamientos y de que los 10.000 aforados que hay en España queden "a la intemperie".

"Nadie nos hemos ganado el aforamiento, el Rey tampoco, lo que hay que hacer es suprimirlo para todos", ha dicho en una entrevista.
Díez, que lleva tiempo pidiendo acabar con este mecanismo, ha destacado que en países como Alemania no existe el aforamiento y que en ningún país de nuestro entorno se protege de este modo a un jefe de Estado cuando deja de serlo.
Según ha dicho, expertos jurídicos le han transmitido que en otros países lo que sí hay es una pena "brutal, muy disuasoria", para quien presente denuncias falsas, de manera que ha propuesto hacer un cambio así en España y de ese modo proteger de esa posibilidad a quienes hoy están aforados.
Rosa Díez ha reiterado el apoyo de su formación a Felipe VI, pero ha advertido de que ese apoyo es "condicional, como a cualquier jefe de Estado, en función de lo que haga", porque las instituciones tienen que ganarse, cada día, con su trabajo "la confianza de los españoles y el sueldo". A su juicio, Don Juan Carlos "se ganó el cargo" y "supo estar ala altura", ahora le toca a Felipe VI "ponerse del lado de los que defienden la regeneración de la democracia".
REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN
La líder 'magenta' es partidaria de una reforma de la Constitución, pero no porque la quieran los nacionalistas o los que quieren "cambiar monarquía por República", sino para resolver los problemas de los españoles, modelo territorial incluido. "La Constitución no se reforma para resolver problemas sentimentales", ha dicho, ni para "encajar" a Cataluña, que ya está "encajada".
Rosa Díez ha negado que España esté viviendo un momento más peligroso de lo que fue la Transición y más bien cree que es muy parecido al que viven otros países europeos. En ese sentido ha insistido en considerar a Podemos como partido con un discurso similar al del italiano Beppe Grillo o el griego Syriza.
Así, no les califica de antisistema pero sí de tener un discurso "anti institucional". "Quieren quitar poder a las instituciones porque dicen que no nos representan", ha dicho, tras dejar claro que ella es de las que sí creen en las instituciones, aunque haya que hacer reformas para acercarlas a los ciudadanos. "Las instituciones sí nos representan", ha dicho, recalcando que sin ellas y sin partido "no hay democracia".