Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ros (PSC) cree que el 1-O será "un tipo de consulta sin validez jurídica" y no un referéndum

Considera que la ejecución cautelar de la sentencia sobre los bienes de Sijena tendría "consecuencias irreversibles"
El presidente del PSC y alcalde de Lleida, Àngel Ros, ha vaticinado que el referéndum de independencia que pretende convocar el Govern para el 1 de octubre será "un tipo de consulta sin validez jurídica" y no un referéndum al uso.
En una entrevista de Catalunya Ràdio este jueves recogida por Europa Press, Ros ha comparado el referéndum con la consulta del 9N --en la que votó en blanco-- pero ha matizado que para que se pueda considerar como referéndum éste debe ser legal y servir para "ratificar un pacto entre instituciones".
Preguntado por si el PSC multará a los alcaldes del partido que faciliten la celebración del referéndum mediante la cesión de locales municipales, Ros ha insistido en que el partido debe moverse dentro del marco legal y ha añadido que "no es el papel del partido multar" a nadie.
Sobre una posible inhabilitación del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, por la convocatoria del referéndum, Ros ha valorado que ésta sería una situación "institucionalmente compleja a la que nadie quiere llegar" y ha vuelto a reclamar diálogo tras reprochar a Puigdemont que esté intentando hacer democracia sin diálogo.
CREE QUE HAY "RECORRIDO JURÍDICO" EN EL LITIGIO DE SIJENA
Ros ha emplazado al presidente autonómico de Aragón, Javier Lambán, a no mezclar el litigio con el proceso soberanista después de que éste considerase el miércoles que el litigio entre Catalunya y Aragón por las obras de arte del monasterio de Sijena (Huesca) como "el primer acto de rebelión frente al Estado de Derecho" por parte de la Generalitat.
Así, el alcalde de Lleida ha defendido que todavía queda mucho "recorrido jurídico" por delante y ha avisado de que la ejecución de la sentencia cautelar tendría consecuencias irreversibles sobre el patrimonio artístico en litigio.