Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Romeva defiende que la Diada llenará "de legitimidad" el proceso independentista

Afirma que el reconocimiento internacional responde a hechos y no a intenciones
El conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, ha afirmado este jueves que las movilizaciones previstas para la Diada de este domingo no sirven solo para llenar las calles, sino para "llenar de legitimidad" el proceso independentista, lo que será un aval democrático.
En una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha defendido que si el independentismo cuenta con estabilidad parlamentaria y se mantiene la movilización ciudadana, la construcción de una república catalana es "inevitable" e imparable.
Romeva ha visto necesario un aval democrático para el proceso independentista, y ha asegurado que las actitudes internacionales cambian "radicalmente" cuando se pasa a ser un Estado, y que la reacción de los países dependerá de cómo se hagan las cosas en Catalunya.
Sobre el coste de las delegaciones catalanas en el exterior, ha dicho que cuestan "mucho menos de lo que mucha gente cree, pero además el problema no es cuanto cuesta sino cuanto aporta", y ha asegurado que algunos argumentan esta crítica para que Catalunya no tenga representación.
Romeva ha defendido la vocación catalana de tener representación en el mundo, y ha resaltado que hay que valorar esta inversión por el impacto que tiene, para lo que se cuentan con 4,5 millones de euros, una cantidad "ínfima" comparada con las delegaciones internacionales habituales.
Ha opinado que el Estado central no funciona y "a nivel internacional cada vez tiene más dificultades para hacerse un lugar" y para que se le tenga en cuenta, y ha asegurado que el reconocimiento internacional responde a hechos consumados y no intenciones.
Sobre la posible reacción del Estado central a una supuesta independencia, el conseller ha dicho que no hay que preocuparse por lo que harán "unos y otros", sino decidir y centrarse en la acción propia de Catalunya, aunque ha admitido que el escenario ideal sería el del diálogo con el Gobierno y poder pactar un referéndum.
También ha asegurado que el programa presentado este miércoles por la Generalitat para identificar a desaparecidos durante la Guerra Civil y el Franquismo responde a una deuda histórica y una "necesidad vital" que hay que resolver para iniciar una futura república catalana con la mirada limpia.