Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Romeva: las cuentas de Exteriores "asientan los pilares para convertirse en ministerio"

El conseller de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia, Raül Romeva, ha presentado este martes el Presupuesto de su departamento para este 2017, que ha cifrado en 64 millones de euros y que ha asegurado que "asientan los pilares para convertirse en ministerio".
"Estamos construyendo un ministerio de una nueva república", ha reiterado en su intervención en la comisión de su departamento que se está llevando a cabo en el Parlament, y en la que ha desgranado las partidas principales de su cartera.
Ha destacado que los 64 millones de euros suponen el 0,28 del total del gasto de la administración en todos los departamentos, y que se repartirán entre la Secretaría General --más de 27 millones--, la de Asuntos Exteriores --dotada con más de 35 millones-- y la Secretaria de Transparencia --dotada con 1.300.000 euros--.
La partida destinada a Exteriores sube un 107%, con un incremento de 18 millones, que van a cooperación en el desarrollo, al plan estratégico de despliegue de las delegaciones en el exterior y a la construcción de medidas estructurales en la zona del Mediterráneo.
Romeva ha reconocido que éstos son unos Presupuestos autonómicos que no permiten responder a las necesidades de Catalunya, pero ha clamado: "Que este primer presupuesto, que aun está en el régimen autonómico que nos atenaza, sea la apertura a un proyecto valiente y necesario de una administración de un estado, que es lo que nos tiene que permitir el futuro que hemos venido a construir".
CRÍTICO CON EL GOBIERNO
"Continuamos dependiendo de un Gobierno que recauda y se endeuda en nuestro nombre", ha asumido Romeva, que ha manifestado la necesidad de Catalunya de desprenderse del estatus de comunidad autónoma.
En ese sentido ha explicado que el plan estratégico de despliegue de las delegaciones en el exterior que el Govern "continuará haciendo" se dota para este 2017 de 3,5 millones de euros más, alcanzando los 6.550.000 millones, con la pretensión de representar los intereses de Catalunya en el exterior sin que suponga, según Romeva, un gasto desmesurado e injustificado como sucede en otras administraciones.
El conseller ha reprochado a dos de los grupos que han presentado enmiendas a su presupuesto --a C's y al PP-- que critiquen la existencia de su departamento: "No es una discrepancia de números, sino de modelo".
Ha asegurado que el Gobierno central se dedica "gastar los impuestos de los catalanes para ir en contra de los ciudadanos de Catalunya", lo que a su juicio hace imprescindible la política exterior del Govern.
Ha afirmado que desde ambos grupos "se menosprecia la opinión de millones de catalanes que piden un cambio de paradigma" y ha dicho que esto es lo que genera preocupación, también en el ámbito internacional.
"¿Por qué le tienen tanto miedo a que la gente se exprese, aquí, en Bruselas o donde sea?", ha dicho y ha concretado que al Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy le incomoda que se puedan poner argumentos sobre la mesa para contraponerlos con los suyos.
En alocución al grupo del PP, ha dicho que el Govern tiene toda la voluntad de cooperar a nivel internacional con el Ejecutivo central, pero les ha advertido que la cuestión central es "de qué manera el Gobierno está perjudicando los intereses del conjunto de la sociedad catalana".
"Si hablamos de falta de crédito y prestigio internacional deberíamos ver la vergüenza de Tarajal, eso sí da vergüenza", ha sentenciado en referencia a la actuación del Estado en los incidentes que se saldaron con 15 muertos en la playa ceutí de Tarajal.