Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rato, su secretaria y su gerente imputados por blanqueo, delito fiscal y blanqueo

La secretaria de Rodrigo Rato sale aliviada tras declarar durante una hora ante el juez. "Ha ido bien, me han tratado fenomenal, fenomenal", asegura. Teresa Arellano ha salido en libertad y con una sola medida cautelar: una comparecencia mensual. La fiel escudera del exvicepresidente y exministro de Economía con Aznar ha dormido dos noches en los calabozos de la Guardia Civil tras ser detenida el pasado miércoles junto a Miguel Angel Montero, el gerente de confianza de la familia Rato, que también ha quedado en libertad tras declarar durante dos horas. Ambos aparecen vinculados a empresas del expresidente de Bankia. Todos están acusados de los mismos delitos: blanqueo de capitales, delito fiscal y corrupciòn entre particulares. Rato declaró ayer durante cuatro horas ante la Guardia Civl para negar el cobro de comisiones ilegales. La acusación parte de su presunto testaferro, Alberto Portuondo, encarcelado desde agosto. Asegura que le pagó 800.000 euros por asesoramiento verbal. A su vez, Portuondo consiguió contratos de publicidad con Bankia para varias empresas. El líder del PSOE expresa un deseo si todo se confirma. "Desde luego que caiga todo el peso de la ley sobre Rato", dice Pedro Sánchez- El Gobierno no se pronuncia y Rato declarará el martes ante el juez.