Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rato prepara su declaración ante el juez por supuesto cobro de comisiones ilegales

Rodrigo Rato salía de casa para preparar la que será su defensa ante el juez. Se le acusa de un nuevo delito: del cobro de comisiones ilegales. Por esto declaró el jueves ante la Guardia Civil y lo negó todo. En esta causa son ya nueve los imputados, entre ellos una de las más cercanas colaboradoras de Rato, su secretaria durante 30 años, que durmió dos días en el calabozo. Teresa Arellano aparece como administradora y apoderada en varias de las empresas de Rato. Ella confiaba en Rato hasta que le vio de vacaciones en un barco, en Mallorca, mientras ella llevaba meses sin cobrar. La historia de las comisiones ilegales las destapó el empresario Alberto Portuondo, a quien Rato supuestamente benefició con los contratos de publicidad de Bankia. Se llevó dos millones de euros. A Rodrigo Rato le ingresó 800.000. Portuondo sigue en la cárcel por el mismo delito que se acusa a Rato, por el mismo delito por el que mañana tendrá que responder ante el juez.