Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera se reúne con la esposa del opositor venezolano Antonio Ledezma y expresa su apoyo frente a la "tiranía" de Maduro

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha reunido este miércoles con Mitzy Capriles, esposa del líder opositor venezolano Antonio Ledezma, exalcalde del Distrito Metropolitano de Caracas, y ha transmitido su apoyo a los "demócratas venezolanos" frente a la "tiranía" del presidente Nicolás Maduro.
Tras visitar el Museo Reina Sofía (Madrid), Rivera ha explicado a los periodistas que Mitzy Capriles había solicitado la reunión porque la situación en Venezuela es "muy preocupante" y los opositores denuncian "un auténtico golpe de Estado".
La Asamblea Nacional venezolana convocará un referéndum para que los ciudadanos puedan decir si apoyan o no la Asamblea Constituyente propuesta por Maduro y si quieren que el presidente abandone el cargo en 2017. Además, el Consejo Nacional Electoral ha puesto fecha a las elecciones para escoger a los 540 integrantes que elaborarán la nueva Carta Magna.
El líder de Ciudadanos ha reprochado a Maduro que en ese proceso "no tenga en cuenta para nada al resto de partidos políticos" y que pretenda hacerlo "al margen de la ley y de la propia Constitución". "Es un atropello democrático, y nosotros estamos con los demócratas, no con los tiranos", ha subrayado.
PIDE AL GOBIERNO ESPAÑOL QUE "SE MOJE"
En su opinión, no se trata de una simple reforma de la Carta Magna, sino que es "un acto de tiranía por parte de un presidente que tiene ya de espaldas a la inmensa mayoría del pueblo". Así las cosas, ha pedido a Maduro que respete la ley y convoque elecciones para que los venezolanos puedan decidir "democráticamente y en libertad".
Eso es lo que, a su juicio, debe reclamar el Gobierno español, al que ha pedido que "actúe y se moje" ante lo que ocurre en el país latinoamericano, en vez de "mirar hacia otro lado" o "titubear".