Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera ve "muy poco serio" plantear ahora la moción de censura a Rajoy

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha considerado este jueves "muy poco serio" plantear ahora una moción de censura al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como ha hecho el líder de Podemos, Pablo Iglesias.
En declaraciones a 8tv recogidas por Europa Press, ha asegurado que una moción de censura es una "cosa seria", y ha recordado que hace seis meses que ha empezado una legislatura en la que Rajoy no tiene mayoría absoluta, comparecerá en una comisión y se va a poner en marcha una nueva ley electoral
Ha lamentado que Iglesias "con fuegos artificiales, sin hablar con nadie y sin tener consenso con el PSOE y Cs" presente en rueda de prensa la propuesta de moción de censura.
Ha afirmado, sin embargo, que "si mañana hubiera un escándalo todavía mayor, y el señor Rajoy fuera imputado y su gobierno fuera responsable directo", Cs tendría que valorarlo, pero ha subrayado que los españoles se merecen cambios y reformas, pero también presupuestos y estabilidad.
Rivera ha afirmado que la política se hace en las instituciones, y ha considerado que la "batalla interna" en Podemos no puede poner patas arriba los presupuestos y la estabilidad.
Ha sostenido que con su propuesta de moción de censura Podemos quiere tapar su "carencia parlamentaria", y la ha contrapuesto a la oposición seria que quiere hacer Cs.
Ha considerado, además, que una moción de censura puede "dar alas" al PP, del que ha considerado que es un proyecto agotado y en un fin de ciclo, por lo que ha abogado por trabajar en una alternativa de futuro.
REFERÉNDUM
El dirigente de Cs se ha mostrado convencido de que no habrá referéndum en Cataluña, y ha considerado que los partidos independentistas "están buscando una salida".
Se ha mostrado convencido de que no existe una "mayoría social" en Cataluña para la independencia, y ha considerado que existe un agotamiento con el proceso soberanista que se tiene que solucionar en las próximas elecciones autonómicas.
Ha erigido a Cs como la centralidad que, en su opinión han perdido PDeCAT y PSC, y ha afirmado que el objetivo es revalidar el resultado de las últimas elecciones catalanas para liderar la Cataluña posterior al proceso soberanista.