Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera pide debatir "sin complejos" cómo retirar el acta a los imputados por corrupción

Albert Rivera, en campaña en GaliciaEFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha roto "una lanza a favor de la gente honrada" que está en política frente a los casos de corrupción y ha reivindicado la labor de control que desarrolla su partido para lograr cambios en el Estado en este ámbito. Así, ha negado la mayor y ha advertido de que la corrupción "no es una plaga bíblica", pero también ha pedido debatir "sin complejos" la posibilidad de retirar las actas en instituciones a quienes estén imputados por corrupción.

"Estos días que vemos que piden penas de cárcel para expresidentes autonómicos, estos días que vemos que se aferran al escaño en el Senado y tienen que salir por la puerta de atrás del partido; estos días que la gente piensa que todos los políticos son iguales, quiero romper una lanza a favor de la gente honrada", ha manifestado Rivera, cuyo partido registró este jueves una propuesta legislativa de lucha integral contra la corrupción y protección de los denunciantes.
En esa proposición de ley, Ciudadanos plantea que "desde el momento en que se dicte resolución judicial por la que se abra juicio oral y hasta que finalice el procedimiento" --una fase posterior a la imputación o investigación-- "no podrán concurrir a las elecciones y, en su caso, serán cesados de su cargo electo, los encausados judicialmente por delitos contra la Administración Pública, contra la Administración de Justicia, las instituciones del Estado, el patrimonio, la libertad, el orden público y terrorismo", entre otros.
En un desayuno organizado por 'Fórum Europa. Tribuna Galicia', en el que ha hecho una conferencia introductoria a la candidata del partido naranja a la Xunta, Cristina Losada; Albert Rivera, se ha referido a la situación de los expresidentes andaluces José Antonio Griñán y Manuel Chaves por el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) --y a los que la Fiscalía acusa de no haber "frenado las irregularidades" pese a conocerlas--, así como también a la salida del PP de la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, aunque sigue en el Senado.
Rivera, que ya pidió al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que le reclamase el escaño a la senadora Rita Barberá, ha reivindicado ante "todos aquellos que decían que los pactos anticorrupción no servirían para nada" que, si fuese así, ahora mismo Chaves y Griñán "seguirían" aforados, lo cual no es la situación actual, sino que tienen que estar "atendiendo" a lo que la justicia les reclama.
"Eso es el cambio, y no gritar. Es cambiar las cosas", ha enfatizado en su intervención el líder de la formación naranja, antes de volver a defender que los votos a Ciudadanos "sirven para que los que tengan sospecha de corrupción no sigan en su escaño".
Recordó que el Tribunal Constitucional concede a los diputados la posesión del acta, pero por ello ha apelado a la necesidad de debatir "sin complejos" que los tránsfugas y los imputados puedan, a través de la legislación, ser apartados de sus escaños o asientos en instituciones públicas. A su juicio, no "parece" apropiado que las Cortes puedan proponer a un senador y luego no puedan retirarle el puesto.
"LOS VIEJOS PARTIDOS TIENEN MUCHÍSIMA CORRUPCIÓN"
Al hilo de ello, Rivera ha puesto de manifiesto que "los viejos partidos tienen y han tenido muchísima corrupción". "Decir que no gobiernen los viejos partidos es imposible viendo las urnas", ha explicado, y, por ello, ha apoyado que la postura es la de "sentarse y pedir limpieza".
Al respecto, recordó que si los partidos como el suyo no pactan con partidos salpicados por corrupción, "no hay ni un sólo gobierno" en el conjunto del Estado.
No en vano, ha recordado, el PP sacó ocho millones de votos. "Entonces, ¿qué hacemos?", se ha preguntado, y ha concluido que "la nueva política es que la gente vuelva a confiar": "Somos el partido contra la corrupción".
SITUACIÓN DEL ESTADO
El líder de Ciudadanos, que se ha volcado en la campaña gallega para las elecciones 25 de septiembre, ha defendido que su partido ya ha conseguido "controlar" para evitar los casos de corrupción y ha subrayado que "Galicia se merece más y España se merece más", por lo que ha pedido la confianza para su partido. "Ganas de cambiar las cosas, coraje no nos falta", ha subrayado Rivera, quien ha apelado a que su partido lo puede hacer con "libertad" y "sin mochilas".
Previamente, Rivera se había ya referido a la situación en España después de "casi un año de facto sin gobierno", después de que "nunca" se tuviesen "tantos casos de corrupción y tantas ganas de cambiar las cosas". "Podemos hacer dos cosas: resignarnos o ilusionarnos, pensar que todo va a seguir igual o cambiar las cosas y mejorar", ha enfatizado.
El líder del partido naranja ha insistido en que C's "ha venido a mejorar lo que no funciona" y a "desbloquear este país". "Somos (el partido) del sí a España, a las reformas y a la lucha contra la corrupción; y otros partidos son los del no, los de votarse a sí mismo", ha proclamado en alusión, en este último caso, al tiempo que ha instado a los españoles a "no perder la paciencia".
"Están jugando a mezclar y a decir 'y tú más', y que todo es lo mismo y la corrupción es algo implícito", ha enunciado, al respecto de lo que ha dicho que esa actitud es únicamente para "excusar que no se lucha contra ella".