Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera celebra la subida de Ciudadanos y dice que los españoles valoran el "trabajo duro" en vez de los "follones"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha celebrado que la intención de voto a su partido registrada en el Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de abril sea casi dos puntos porcentuales superior a su resultado de junio de 2016 y se sitúe dos puntos y medio por encima del CIS de hace tres meses, algo que atribuye a que los españoles valoran el "trabajo duro" de la formación naranja.
"Es una muy buena noticia para el trabajo que estamos haciendo en las instituciones", ha declarado Rivera en el Congreso durante una reunión con su grupo parlamentario, tras señalar que la estimación de voto a Cs se sitúa en un 14,9% y que es el partido que más crece. "Tenemos el mejor resultado desde octubre de 2015", ha añadido.
El sondeo publicado este martes mantiene al PP como primera fuerza con un respaldo electoral del 31,5%, un punto y medio menos que en las generales, mientras que el PSOE recupera la segunda plaza con un 19,9%, Unidos Podemos y sus confluencias son los que más bajan (al 19,7%) y Ciudadanos sigue como cuarta fuerza aunque mejora su resultado.
OTROS MONTAN "FOLLONES" O "TAPAN LA CORRUPCIÓN"
Rivera ha agradecido el apoyo de los españoles, que, a su juicio, "están valorando a los (partidos) que trabajan y no están valorando tanto a los que no trabajan o a los que tapan la corrupción debajo de la alfombra".
"Lo que hay que hacer es trabajar mucho, trabajar duro, no montar autobuses ni follones", y ante la corrupción, "limpiar y levantar las alfombras", ha subrayado, criticando sin nombrarlos a Unidos Podemos y al PP, principalmente.
Además, considera que la decisión de su partido de votar a favor de la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno en octubre del año pasado fue "difícil pero correcta". Según ha indicado, eso permitió "poner en marcha la legislatura" y "dar estabilidad al país" y, al mismo tiempo, "apretar en un pacto de investidura a un Gobierno inmovilista, controlar desde la oposición y proponer cambios y reformas".