Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias apoya a Maestre y dice que la protesta en la capilla "fue pacífica"

Pablo Iglesias en Informativos Telecincocuatro.com

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cree que la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, "en ningún caso" debe dimitir por estar imputada a raíz de su participación en una protesta en la que participó en una capilla de la Universidad Complutense. Iglesias ha asegurado que a él no le gustó la protesta y que sus participantes "se equivocaron", pero que fue "una acción pacífica".

Incluso en el caso de que fuese condenada, Iglesias ha replicado que "la clave son las causas" y ha recordado tanto a los "muchos demócratas condenados en España "por luchar por la democracia". "Los demócratas sabemos que lograr la extensión de los derechos civiles a veces conlleva iniciativas contrarias a Derecho", ha argumentado.
Es más, se ha referido a la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos y ha opinado que "esas cosas contribuyen a tener sistemas democráticos mejores" y que si España se convierte en un país con Universidades públicas "sin capillas ni mezquitas" será "un avance en la laicidad", "respetando la libertad de culto de cada uno pero no en la Universidad".
En su opinión, la imputación de un político es grave cuando se trata de casos de corrupción. Es más, cree que en un país donde los políticos tienen un pasado de cuentas en Suiza, es sano que haya algunos cuyo pasado es la actividad política.
En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, Iglesias ha hecho mucho hincapié en que la protesta "fue pacífica" y en que él no ha visto ningún vídeo que demuestre que los manifestantes gritasen cosas como "arderéis como en el 36".
"NO FUE UN ASALTO, FUE UNA ACCIÓN PACÍFICA"
Así, ha dicho que lo de la capilla no fue "un asalto", que "se hace con armas, se mata gente", sino una "acción pacífica", y lo ha distinguido del "asalto, aquí sí", a la librería Blanquerna, centro cultural de la Generalitat en Madrid, por parte de un grupo de neonazis en la Diada de 2013.
"El asalto de esos neonazis fue violento y lo vimos todos, creo que no es comparable y no es bueno utilizar esa metodología", ha zanjado.
Iglesias también ha apoyado que siga como concejal de distrito Guillermo Zapata --"es un valor como concejal"-- y cree que dejando la cartera de Cultura ya ha asumido su responsabilidad por unos tuits que fueron "un error".
A su modo de ver, "Zapata se confundió" porque un debate sobre humor negro en un foro público "trasciende el contexto que les quiere dar quien genera ese debate", pero "nadie puede poner en duda que no es antisemita ni racista".
Además, ha insistido en que a él le preocupan más las cuentas en Suiza que las cuentas de Twitter y cree que son los que han "asaltado las instituciones" los que deberían dimitir en vez de "rasgarse las vestiduras".
NO LE PREOCUPA QUE HERNANDO "DIGA ESTUPIDECES"
Es más, cree que por "muy repugnantes" que le parezcan las palabras del 'popular' Rafael Hernando sobre las víctimas del franquismo, o el homenaje a los caídos de la División Azul por parte del ministro Jorge Fernández Díaz, eso no es motivo de dimisión, pero sí "robar" a los ciudadanos.
"A mí no me preocupa que el señor Hernando diga estupideces o, aunque me duela mucho, que se homenajee a una parte del Ejército nazi, me preocupa que me roben", ha recalcado.
Según ha dicho, en los últimos días ha hablado "por Whatsapp" de la presión sobre el Ayuntamiento de Madrid con la alcaldesa, Manuela Carmena, y también con Guillermo Zapata, al que le avanzó que el martes pensaba hacer un chiste sobre él durante la concesión del Premio Limón. "Su respuesta fue 'me parece fabuloso porque yo no voy a poder hacer más bromas en lo que me queda de vida'".