Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Risas y buen humor en los premios de los prensa a los parlamentarios

Con motivo de la entrega de premios de la Asociación de Periodistas Parlamentarios, periodistas y miembros del Congreso han celebrado la relación entre ambas profesiones. Jesus Posada, el presidente del Congreso, recibió el premio a “Mejor relación con la prensa”, y expresó que “ha sido un año notable en el Congreso”. Toni Cantó, diputado de UPyD por Valencia y premiado como “Parlamentario 2.0” por su actividad en las redes sociales, bromeó sobre Duran i Lleida, portavoz del Grupo Catalán en el Congreso y también galardonado con el premio “Desconocido o ausente en el Parlamento". El premio fue recogido por Sánchez Llibre, que criticó el discurso de Cantó pidiendo “respeto por la profesión”. Rubalcaba, el exsecretario general del PSOE, fue homenajeado por toda una vida dedicada a la política y citó a Woody Allen afirmando “no me lo merezco, pero tengo diabetes y tampoco me la merezco”. A Cayo Lara, coordinador federal de IU, le fue entregado el premio de "Azote del Gobierno" y aprovechó para bromear sobre los decretos del Gobierno que el califica como "museo de los horrores". Gaspar Llamazares, portavoz de Izquierda Abierta, recibió el premio a “Parlamentario más activo” y él concretó ser “hiperactivo”. Alfonso Alonso, recogió el premio “Castigo para la prensa” otorgado al presidente Rajoy. Alonsó bromeó sobre la austeridad expresando que “seguramente no habrá llegado la croqueta, habrá estado mal el canapé” y entiende “el malestar de los periodistas”, porque supone que el motivo será “el catering” celebrado en la Moncloa.