Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rigau tras la decisión del Tribunal de Cuentas: "España es un Estado fracasado"

Recuerda al tribunal que fue exculpada de malversación y le acusa de intentar infundir "miedo"
La diputada de JxSí y exconsellera de Enseñanza, Irene Rigau, ha proclamado este miércoles que "España es un Estado fracasado que no ha sabido crecer democráticamente", y lo ha dicho después de que el Tribunal de Cuentas haya activado la investigación para reclamar a los organizadores de la consulta del 9N --entre ellos Rigau-- los más de cinco millones que se destinaron para esa votación.
Lo ha dicho en un acto organizado por la ANC en el Teatre de Sarrià en Barcelona, donde junto con el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha defendido las "garantías" democráticas que tendrá el referéndum del 1 de octubre sobre la independencia de Cataluña.
La consellera ha aprovechado para criticar la decisión del Tribunal de Cuentas, asegurando que es incomprensible porque tanto ella como Artur Mas y Joana Ortega fueron exculpados de malversación de fondos públicos en el juicio de la consulta del 9N --en el que sí fueron condenados a la inhabilitación por haber organizado la votación--.
Ha acusado a este tribunal de tratar de infundir miedo a la gente con decisiones como la de este miércoles, pero ha advertido: "Ante el miedo, ilusión. La sonrisa no nos la quitarán. A mi tampoco", y ha asegurado haber recibido muchas muestras de solidaridad en las últimas semanas.
Rigau se ha mostrado muy crítica con el papel que han tenido el Gobierno central y el Tribunal Constitucional con objetivos políticos reciente de Cataluña como la aprobación del Estatut o la consulta del 9 de noviembre.
"En lugar de escucharnos y atendernos nos niegan jurídicamente. España frena Cataluña, nos frena como país y nos ha quedado demasiado pequeño el Estatut como instrumento de autogobierno", ha argumentado la exconsellera.
Ha defendido que el referéndum del 1-O tiene todas las garantías y ha asegurado que si algún municipios catalán rechaza colaborar, la Generalitat estará atenta para garantizar que haya los "locales" necesarios para que la gente pueda votar en todos los rincones de Cataluña.