Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Reyes presiden el desfile militar de la crisis

Desfile Militarcuatro.com

Los Reyes han presidido el desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional, el primero desde que Mariano Rajoy es presidente del Gobierno, y que este año ha tenido la austeridad como protagonista: la parada se ha limitado prácticamente al paso de unidades a pie, sin carros de combate, ni 'cazas'. El ambiente de la Fiesta Nacional ha sido más tranquilo que años anteriores, cuando los silbidos y abucheos contra el Gobierno se habían convertido en tradicionales. La familia real ha sido recibida entre aplausos.

Don Juan Carlos y Doña Sofía, que han presidido la parada militar acompañados por los Príncipes y la Infanta Elena, fueron recibidos con aplausos por el público asistente, los primeros que han podido escucharse, una vez se anunciaba por megafonía su entrada. La llegada del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su primera Fiesta Nacional en Moncloa, también fue anunciada por los altavoces.
Este año han estado ausentes los pitidos y gritos en contra que otros años eran habituales, aunque no se avisara de la llegada de las autoridades políticas, y que incluso se producían en los momentos más solemnes, en el homenaje a la bandera y los caídos, lo que llevó a que el año pasado se pidiera respeto al público por la megafonía.
Nada más llegar, el Rey, acompañado por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Fernando García Sánchez, y seguido de cerca por el presidente del Gobierno, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, la Reina y los Príncipes, ha pasado revista a la formación antes de dirigirse a la tribuna desde donde preside la parada.
El Rey -con su uniforme de capitán general del Ejército de Tierra-- ha hecho todo el recorrido a pie y ha subido a la tribuna por una rampa que facilitaba el acceso. El año pasado, el monarca pasó revista a las tropas en un vehículo ligero, ya que se encontraba recuperándose de una intervención quirúrgica.
Los actos han comenzado con un homenaje a la bandera que este año no ha llegado desde el aire a manos de un especialista de la Patrulla Acrobática del Ejército del Aire, una medida más para ahorrar en los gastos del desfile.
Después se ha desarrollado el homenaje a los caídos. Este año las Fuerzas Armadas no han tenido que lamentar ningún fallecido en operaciones en el exterior, el último incidente mortal tuvo lugar en noviembre de 2011 en Afganistán, cuando murió el sargento primero Joaquín Moya Espejo. Sí se rinde homenaje, en otros, al cabo primero Alberto Guisado, el primer efectivo de la Unidad Militar de Emergencias que ha muerto en labores de extinción de incendios.
Inmediatamente después ha comenzado el desfile, que este año no cuenta con carros de combate ni aviones. Los 2.600 militares que participan en la parada lo hacen a pie, a excepción de la unidad motorizada de la Guardia Real y los reservistas y veteranos, que lo harán en vehículos ligeros 'Aníbal'.
A los actos han asistdido también los ministros de Defensa, Pedro Morenés; Interior, Jorge Fernández Díaz; Exteriores, José Manuel García Margallo; Justicia, Alberto Ruiz Gallardón; Industria, José Manuel Soria; Fomento, Ana Pastor; Sanidad, Ana Mato; Hacienda, Cristóbal Montoro.
Entre otras autoridades, han estado el presidente del Congreso, Jesús Posada; la defensora del Pueblo, Soledad Becerril; y el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba.
Los duques de Palma no han asistido a la Fiesta Nacional, según ha confirmado la Casa del Rey. La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín se mantienen apartados de la agenda oficial de la Familia Real precisamente desde el 12 de octubre del año pasado, última actividad oficial en la que participaron antes de que estallara el escándalo judicial en el que el yerno del Rey está imputado.
De hecho la infanta Elena no ha acompañado a los reyes y a los Príncipes en el palco presidencial, sino que ha seguido la parada militar en una tribuna situada a la derecha de la presidencial, en la que se encuentran autoridades del Estado. La hija mayor de los Reyes está sentada junto al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, que tiene a su lado también al portavoz parlamentario del PP en el Congreso, Alfonso Alonso.
El Ministerio de Defensa ha ahorrado hasta un 65% respecto a 2011, cuando se gastaron 2,8 millones de euros. El recorte ha afectado también a la llegada de la enseña nacional a la Plaza Cánovas del Castillo, donde se ha situado la tribuna presidencial, ya que este año no es portada desde el cielo por un especialista de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire.