Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Reyes Magos vuelven a sus trajes tradicionales en Madrid

Sus majestades los Reyes Magos han recuperado durante la cabalgata de este año sus vestimentas tradicionales tras la polémica generada el pasado año al lucir túnicas más simples y modernas con estampados florales.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que este año ha querido llevar las riendas de los preparativos del festejo, no ha querido desvelar el secreto de cómo sería su indumentaria. Tal solo apuntó que se trataría de una oda a la elegancia y a la curiosidad. Y así lo ha cumplido con unos trajes mucho más clásicos que los de la cabalgata de 2016, que causaron cierto malestar.
En este ocasión, el 'look' de Gaspar, Melchor y Baltasar ha recuperado su indumentaria tradicional, luciendo túnicas blancas con adornos y una capa de terciopelo sin adornos. El pasado año, su atuendo causó la polémica, dado que sus túnicas iban adornadas con estampados de animales y flores. Entonces, Baltasar lució un turbante con plumas de faisán y rastas.
Doce carrozas, una treintena de escenas y 2.000 participantes saldrán durante esta tarde a la calle en la cabalgata. El relato de este 2017 se articulará a través de varios capítulos con la curiosidad como especial protagonista, concebida como un cuento infantil.
Será un relato fantástico que llevará al público a estudiar la naturaleza, explorar el planeta, observar las estrellas y viajar al espacio con el mismo afán de conocimiento que impulsó a los Reyes Magos a embarcarse en su gran aventura, siguiendo una estrella hasta Belén.
El desfile terminará en torno a las 20.45 horas en la Plaza de Cibeles, donde la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, recibirá a Sus Majestades los Reyes Magos, quienes saludarán y trasladarán su mensaje a todos los madrileños. Un espectáculo de fuegos artificiales y música cerrará la noche más mágica de la Navidad.