Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey: "Esta vez voy a ir a mi ritmo. Ahora sólo pienso en mí"

El Rey, en MarruecosEFE

El Rey Don Juan Carlos ha asegurado en Rabat que se encuentra bien de salud, pero ha dicho que la recuperación de su última intervención quirúrgica va a llevarla "a su ritmo", visto lo que ocurrió después de su operación de cadera del año pasado, cuando aceleró su reaparición y acabó pasando otra vez por el quirófano. "Esta vez voy a ir a mi ritmo, ahora sólo pienso en mí", ha dicho.

Así lo ha explicado el monarca en una conversación informal con periodistas en Rabat, al ser preguntado por la recuperación de la operación de espalda a la que se sometió el pasado mes de marzo, por la que todavía sigue en sesiones de rehabilitación y usando dos muletas para caminar.
El Rey ha señalado que dejará de usar estos apoyos cuando "gane confianza". De momento también continúa con la rehabilitación, que está realizando incluso en Rabat, a donde le han acompañado un médico y un rehabilitador, con quienes hace sesiones diarias todas las mañanas antes de comenzar su agenda de actos.
"LA OTRA VEZ CORRÍ Y ASÍ ME FUE..."
"La otra vez corrí y así me fue...", ha recordado Don Juan Carlos, en referencia a lo que sucedió después de la operación de cadera a la que tuvo que someterse tras su caída en el polémico viaje de Botsuana.
En medio de las críticas que arreciaron tras este viaje, que llevó incluso a que pidiera "perdón" a los ciudadanos, Don Juan Carlos quiso incorporarse rápidamente a la agenda pública, lo que acabó con una luxación de cadera por sobreesfuerzo. El Rey hizo un mal movimiento después de una reunión en Zarzuela con el ministro emiratí de Asuntos Exteriores, jefe Abdullah bin Zayed al Nahyan, que le obligó a pasar de nuevo por el quirófano.
"Me estaban empujando dentro y fuera de la Casa", ha explicado Don Juan Carlos, que asegura que en esta ocasión afronta la situación de otra manera. "Voy a hacer lo que sea bueno para mí", ha señalado.
El monarca retomó sus actividades públicas en Zarzuela en abril, un mes y medio después de su operación, y en Marruecos ha reanudado también sus viajes internacionales. En su primera salida al exterior, ha realizado una visita de cuatro días de duración, con una apretada agenda de actos que se va cumpliendo según lo previsto.
El Rey se ha mostrado satisfecho por el resultado de esta visita, que tiene como objetivo profundizar en las relaciones bilaterales y seguir avanzando en la cooperación económica, cultural y educativa. En concreto, ha explicado que está saliendo "muy bien", tanto a nivel de Gobierno, como por su "sintonía" con el Rey Mohamed VI.
El monarca ha recordado que su primera visita a este país tuvo lugar en 1947, cuando tenía nueve años, un viaje que hizo con sus padres. Fuentes diplomáticas españolas han asegurado que el Rey es "muy querido" en Marruecos, que recuerda de manera muy especial sus lágrimas en el funeral del padre de Mohamed VI, el Rey Hassan II. Entonces, Don Juan Carlos aseguró que si los marroquíes habían perdido a un padre, él había perdido a un "hermano", palabras que llevaron a Mohamed VI a considerarlo su "tío".