Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey llega a Rabat, donde es recibido a pie de pista por Mohamed VI

El Rey Juan Carlos ha llegado esta lunes por la tarde a Rabat, donde le esperaba a pie de pista Mohamed VI, que ha acudido a recibirle acompañado por su hijo, Mulay Hassan, y con quien mantendrá a continuación un primer contacto en una cena privada en el Palacio Dar es Salaam.

El avión Falcon del Ejército del Aire en el que ha viajado el monarca ha aterrizado en el aeropuerto civil Rabat-Salé a las 17.25 horas (hora local, dos horas más en España). Junto a la alfombra roja desplegada en la pista esperaban ya altos representantes de las instituciones marroquíes, entre ellos el primer ministro, Abdelilah Berkinan, y cuatro de sus ministros.
Una vez parados los motores, han sonado los cánticos con los que se recibe habitualmente al monarca alauí y ha salido la comitiva real, encabezada por Mohamed VI, que ha acudido acompañado por su hermano Mulay Rashic y su hijo Mulay Hassam.
El monarca marroquí ha esperado junto a la escalerilla a Don Juan Carlos, que ha bajado sin ayuda de ninguna muleta, y que ha saludado cariñosamente a su anfitrión con dos besos, que también ha dado a Mulay Rashic y al heredero. Tras intercambiar unas breves palabras en francés, han procedido a pasar revista a la compañía de honores de la Guardia Real, para lo que Don Juan Carlos se ha servido ya de dos muletas.
Después, se le ha oído llamar a su ayudante para que recogiera una de las muletas, de manera que pudiera saludar con la mano a la delegación de autoridades presentes en el aeropuerto. Una vez finalizada la línea de saludo, las autoridades se han dirigido a la salida del aeropuerto.
La ceremonia, en la que no se han escuchado los himnos nacionales, se ha prolongado durante menos de 15 minutos. Desde el aeropuerto, Don Juan Carlos ha puesto rumbo al Palacio de Huéspedes donde residirá hasta el próximo jueves, antes de trasladarse al Palacio de Dar es Salaam para una cena privada con Mohamed VI.
La comitiva ha transitado por el centro de Rabat, engalanado con motivo de esta visita con banderas marroquíes y españolas. También se han colocado vallas, a lo largo de las que se han dispuesto decenas de rabatíes que querían saludar a su monarca y recibir a Don Juan Carlos.