Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La segunda semana de consultas del Rey marca los contactos previos entre partidos

Tras el 'no' de Rajoy a su primer pleno de investidura, los principales partidos siguen pensando en estrategias y estableciendo contactos discretos con el resto de formaciones. De cara al público, se mantienen en sus posiciones. El secretario de Organización del PSOE, César Luena, tras acusar a Rajoy de desleal e irresponsable, ha confirmado desde Logroño que Pedro Sánchez aceptará dar el paso para iniciar las negociaciones de su investidura cuando se lo encargue el rey. Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha seguido haciendo un llamamiento al PSOE para abandonar su deriva extremista y sumarse a una gran alianza junto a ellos y Ciudadanos. Cospedal ha advertido a Sánchez de que los "pactos de perdedores" sólo retuercen la voluntad de las urnas. Por el contrario, el secretario de organización de Podemos, Sergio Pascual, ha confirmado que aunque Pablo Iglesias y Pedro Sánchez se comprometieron a hablar este fin de semana, aún no lo han hecho, y ha querido incidir en la posible presión de los 'pesos pesados' socialistas para que se lleve a cabo un 'pacto a la andaluza' con Ciudadanos. La formación de Albert Rivera, de boca de su vicesecretario general, José Manuel Villegas, ha acusado a PP y PSOE de tacitismo político y de no estar a la altura de las circunstancias. Según Villegas, podrían llegar a facilitar con su abstención un gobierno de Sánchez aunque afirma que nunca formarían parte de un ejecutivo que no presidan.