Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey será operado en Madrid para cambiarle la prótesis de la cadera izquierda

El Rey Don Juan Carlos volverá a ser operado de la cadera izquierda dentro de unos día en Madrid para reemplazarle la prótesis de su cadera izquierda que se ha visto afectada por un proceso infeccioso. El rey no se ha planteado en ningún momento abdicar de sus funciones según ha asegurado el Jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno quien ha reconocido que, sobre la salud del monarca, "ha habido preocupación y ahora hay optimismo y un cierto alivio". Spottorno ha querido subrayar que el Rey no se ha planteado "en ningún momento" la abdicación ni tampoco una posible "inhabilitación" o la "fórmula de la regencia".

Los diferentes médicos que atienden al Rey Don Juan Carlos han evaluado en las últimas horas las distintas opciones para tratar al monarca tras el retroceso en su recuperación y los problemas de movilidad que ha sufrido en las últimas semanas, informaron fuentes de Zarzuela. Tras esta evaluación se dictaminó que el origen de sus molestias era una infección por lo que se decidió elevar consultas con el mayor especialista en esta materia, el Dr Miguel Cabanela, residente en la Clínica Mayo, en Estados Unidos.
Tras examar al monarca en la Zarzuela, se confirmó el diagnóstico y se acordó operarle en el plazo de tiempo más breve posible, por lo que se realizará en Madrid, aunque sin aclarar ni la fecha ni el centro.
La intervención se puede hacer en un tiempo o dos tiempos y será en función de un montón de factores. Luego tendrá una rehabilitación que puede variar entre ocho semanas o seis meses.
En rueda de preguntas se ha preguntado directamente por una abdicación a lo que el Jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, ha dejado muy claro que: "Es un acto personalísimo del Rey y el Rey no se lo ha planteado" y tampoco supone una inhabilitación por esta intervención.
El rey Don Juan Carlos, que fue operado por última vez en marzo de este año, ha mostrado en sus últimas apariciones públicas un empeoramiento en su recuperación, así como problemas importantes de movilidad, como se pudo apreciar el pasado lunes en la apertura del Año Judicial o el viernes de la pasada semana en un acto con militares, donde perdió brevemente el equilibrio.
Esta circunstancia ha provocado que los médicos que le atienden con normalidad en Zarzuela, los responsables de las últimas operaciones, así como algún especialista que está siendo consultado, hayan estudio qué decisiones médicas tomar.
Todas estas circunstancias pueden alterar la agenda del monarca, que tras la última operación a la que se sometió el pasado mes de marzo está volviendo a participar en actos oficiales.
En total, don Juan Carlos se ha sometido a siete operaciones en casi tres años, la última en marzo de este año de una estenosis de canal y un agravamiento de una hernia discal. En las anteriores ocasiones fue intervenido de un pulmón, una rodilla, el talón de Aquiles y las dos caderas.
El último paso del Rey por el quirófano tuvo lugar algo más de tres meses después de la anterior intervención quirúrgica cuando se le reconstruyó con una prótesis la cadera izquierda, desgastada por la artrosis.
Pocos meses antes, en abril, el traumatólogo Angel Villamor ya había intervenido al Rey para implantarle una prótesis en su cadera derecha, también desgatada por la artrosis y que se fracturó tras sufrir una caída en su polémico viaje de caza a Botsuana. Días después de esta intervención, Don Juan Carlos tuvo que regresar al quirófano tras sufrir una luxación.
Antes de esa fecha, el doctor Villamor realizó en junio de 2011 una artoplastia en la rodilla derecha del monarca, que en septiembre de ese mismo año fue intervenido quirúrgicamente del telón de Aquiles. Un año antes, en mayo de 2010, había pasado por quirófano para que le extirparan un nódulo pulmonar, que resultó benigno.
El resto de operaciones a las que se ha sometido el jefe del Estado no son tan recientes. Hay que retroceder al año 2001 para encontrar otra intervención quirúrgica del Rey, en este caso para que le eliminaran unas varices.
Accidentes deportivos
Las intervenciones a las que se ha sometido cuando era más joven no han sido por motivos de salud, sino que han sido consecuencia de accidentes que sufrió practicando deporte.
En 1981, el jefe del Estado chocó con una puerta de cristal que da al jardín del Palacio de la Zarzuela después de jugar un partido de squash, lo que le provocó heridas en varias partes del cuerpo (tórax, muslo, antebrazo izquierdo, manos y nariz). Tuvo un mes el brazo izquierdo escayolado porque un cristal le había cortado el nervio radial.
Dos años después, sufrió una caída en la estación suiza de esquí de Gstaad que le provocó una fisura de pelvis. Tuvo que guardar cama un mes y llevó muletas durante semanas. Además, como consecuencia del percance, se le detectó una fibrosis que le extirparon en la clínica San Josep de Barcelona en 1985.
Un segundo accidente practicando esquí le llevó al quirófano el 30 de diciembre de 2001. Un esquiador le había derribado involuntariamente mientras esquiaba en Baqueria Beret y Don Juan Carlos fue operado en el hospital madrileño Puerta de Hierro de una lesión en la rodilla derecha que le había afectado al platillo tibial externo. Tuvo que usar muletas hasta abril de 1992.
Al margen de estas operaciones, el Rey ha tenido algún otro percance sin gravedad. En 1980, se cayó al bajar de un carro de combate tras unas maniobras militares en Zaragoza. En 1988 se golpeó con una rama en un ojo durante una cacería en Suecia y en 1995 se hizo una fisura en la zona próxima a la muñeca derecha tras resbalar en una placa de hielo en la estación de esquí de Candanchú (Huesca).