Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Revilla celebra que se tenga en cuenta el coste de los servicios públicos en la financiación como proponía

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se ha felicitado por haber conseguido que la VI Conferencia de Presidentes haya aceptado este martes su propuesta para que se tenga en cuenta el coste efectivo de los servicios públicos de cada comunidad en el diseño del nuevo sistema de financiación autonómica.
En la rueda de prensa posterior a la reunión vespertina de este cónclave autonómico, Revilla ha explicado que él se ha negado a firmar el acuerdo de financiación autonómica -que se han comprometido a tener listo este año-- hasta que no se ha dado el visto bueno a su pretensión de que se pusiera en valor el coste efectivo de los servicios públicos a la hora de fijar el nuevo modelo autonómico.
Según ha dicho, en Cantabria, donde sólo son 580.000 habitantes, los costes de los servicios públicos son "carísimos" teniendo en cuenta la despoblación de muchos de sus pueblos y su orografía. De ahí la importancia de que se contemple el coste que le supone a la comunidad hacer frente a los servicios públicos. "Cualquier ciudadano, viva donde vida tiene derecho a tener los mismo servicios públicos", a pesar de que su coste no sea igual en todas las regiones de España, ha añadido.
ES "UN PRIMER PASO"
Se trata, ha dicho, de "un primer paso" para que ahora la comisión de expertos que comenzará a analizar los criterios del nuevo sistema de financiación autonómica plantee sus ideas sobre su propuesta y sean, posteriormente, los distintos presidentes autonómicos los que decidan por consenso si se lleva a efecto o no.
En todo caso, Revilla ha garantizado que va a pelear "con uñas y dientes" por que se pondere su demanda porque se trata de un asunto "clave" no sólo para Cantabria sino también para otras comunidades como Asturias, Galicia o Castilla y León, aunque entiende que para otras comunidades, como la valenciana, la balear o la madrileña, el criterio fundamental sea el poblacional.
"Cada uno trata de poner sus armas encima de la mesa, pero Cantabria se juega todo para mantener medianamente un Estado de Bienestar", ha apostillado.
"BROMA" CON LOS AUSENTES
El jefe del Ejecutivo cántabro, que ha celebrado que la reunión haya discurrido en "un buen ambiente" y en un clima "favorable" a las propuestas del Gobierno, también ha propuesto que se cree una comisión sobre el "agujero" que supone mantener la sanidad, un servicio que, según ha señalado, se está convirtiendo en algo "insostenible" para "muchas" comunidades.
Asimismo, ha informado de que ha planteado en la Conferencia de Presidentes la necesidad de invertir en el medio rural para hacer para hacer frente al reto demográfico y sobre la conveniencia de incluir la atención a la dependencia como otro criterio prioritario en la financiación autonómica, entre otros asuntos.
Revilla ha comenzado su rueda de prensa revelando que ha aprovechado su intervención en este cónclave para hacer una "broma" sobre las comentadas ausencias del presidente catalán, Carles Puigdemont, y vasco, Íñigo Urkullu.
Según ha comentado, ha planteado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que debería dar una "prima" a los presidentes que han asistido a la Conferencia de "un 1% más" , de la misma manera que algunas empresas envían una carta a sus clientes prometiendo regalarles acciones o una corbata por asistir a sus respectivas juntas de accionistas.