Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Revilla: El "mayor problema" de Cantabria es un Gobierno central "moroso" que quiere "estrangular" la CCAA

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha afirmado este miércoles que el "mayor problema" de Cantabria es un Gobierno central del PP "moroso" que quiere "estrangular" a la comunidad autónoma.
Así lo ha defendido el jefe del Ejecutivo regional durante su primera intervención en el Debate de Orientación Política del Gobierno, que se celebra hoy y mañana en el Pleno del Parlamento regional, y en la que ha afirmado que Cantabria está siendo víctima de una "ignominia" y de un comportamiento "antidemocrático" por parte del Ejecutivo que dirige Mariano Rajoy.
Revilla ha hecho un repaso de los compromisos incumplidos de Rajoy con Cantabria y que ha cifrado en 89 millones de euros.
Así, ha aludido a los 17 millones que no ha pagado por el sobrecoste de la aplicación de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), lo que se debe por el sistema de dependencia; por el convenio de la Fundación Comillas, o los 44 millones que se adeudan por la financiación de las obras de Valdecilla, y también ha citado la no inclusión de la Comarca del Besaya como 'Zona de Urgente Reindustrialización'.
"No nos mandan el dinero", se ha vuelto a quejar Revilla, quien ha avisado de que no va a renunciar a reclamar que se pague a Cantabria lo que se debe. "A mí no me van a cerrar la boca, ni aquí ni en ningún sitio", ha avisado el presidente del Ejecutivo.
"Van listos conmigo, yo represento a una tierra", ha dicho Revilla, quien ha vuelto a insistir en la idea de que si el Gobierno de España hubiera pagado los 89 millones que adeuda no haría falta recortes. "Me llegan ahora de sopetón 89 millones.... y dejo de criticar al Partido Popular y pido perdón por llamarles mentirosos y morosos y estoy dispuesto a hablar bien de Mariano", ha aseverado.
En la sesión de hoy, el presidente regional ha criticado el comportamiento de los diputados del PP por haber sido los únicos que en el Pleno del pasado lunes no votaron a favor de reclamar al Gobierno de España el pago de los 44 millones de euros este año de Valdecilla y el cumplimiento de los compromisos con la comunidad autónoma.
Especialmente, ha criticado a la ahora "designada para dirigir el PP", María José Sáenz de Buruaga, a la que ha acusado de "mentir" a los cántabros al no haberse incluido en los Presupuestos Generales del Estado de este año la enmienda de Valdecilla tal y como "lo prometió".
El presidente regional ha avisado de que "la gente está muy cabreada" con la postura del PP.
Revilla ha anunciado que la próxima semana el Gobierno de Cantabria va a mandar un "escrito de requerimiento" al Ejecutivo central para que pague lo que debe a Cantabria y, si no lo hace, se buscará "la manera de enfocar esto jurídicamente", lo que, a su juicio, es un "escándalo".
Para el presidente de Cantabria, el "colmo del ataque" del Gobierno central a Cantabria es "dejar sin agua" a la comunidad. De esa forma, se ha referido a la negativa del Ejecutivo de Rajoy, hecha pública ayer por la vicepresidenta regional Eva Díaz Tezanos, de no permitir a la comunidad autónoma captar agua este verano del pantano del Ebro e instarle a hacerlo del embalse de Alsa, para lo que tendría que hacer obras que costarían unos 300.000 euros y generándole nuevos gastos en indemnizaciones y cánones.
Sin embargo, Revilla ha asegurado que "a pesar de que el PP está intentando hundir este barco" --refiriéndose a Cantabria-- desde el "centro de operaciones" de Moncloa "no lo va a conseguir ni lo está consiguiendo".
De hecho, el presidente ha reivindicado que Cantabria está "mucho mejor" que al final de la pasada legislatura, gobernada por el PP, y las cosas "van moderadamente bien".