Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Representantes de 70 países estudian mañana en Madrid cómo proteger alas víctimas de violencia étnica y religiosa

Representantes de 70 países y organizaciones internacionales participarán este miércoles en Madrid en la II Conferencia internaconal sobre víctimas de violencia étnica y religiosa en Oriente Medio, con la que se pretende sensibilizar y, además, analizar medidas prácticas, especialmente con la vista puesta en Irak, donde la liberación de zonas que estaban del grupo terrorista Estado Islámico (EI o DAESH) podría permitir el regreso de las minorías huidas.
Para ello, la Conferencia contará con seis invitados especiales que relatarán su experiencia: el arzobispo de Basora (Irak), Habib Hermiz Jajou Al Nawfali y el obispo de Kirkuk (Irak), Yousif Thomas Mirkis, ambos de la Iglesia católica caldea; la activista y víctima yazidí Nadia Murad, premio Sajarov del Parlamento Europeo; el embajador de UNESCO por la Paz y Embajador del Proyecto para la No Violencia, Naseer Shamma (iraquí de confesión musulmana); el diputado iraquí Yonadam Kanna, cristiano asirio y el arzobispo de Aleppo (Siria), Jean Clement Jeanbart, administrador de la Iglesia griega melkita.
Según han informado fuentes diplomáticas, la conferencia está copresidida por España y Jordania, y contará con ministros de Irak, Armenia, Bahrein, Hungría y Luxemburgo. Otra decena de países (Argelia, Egipto, Grecia, Kazajstán, Kuwait, Rumanía, Croacia, Emiratos Árabes Unidos, Turquía y Croacia) y el resto estarán contarán representantes de menor nivel.
La conferencia, que finalizará con una declaración, pretende proponer medidas para, en primer lugar, ayudar a proteger a las poblaciones en peligro y facilitar su retorno a sus lugares de origen, contribuir al mantenimiento de la diversidad en Oriente Medio y a la producción del patrimonio común de las distintas comunidades y también analizar medidas para combatir la impunidad. Con esta iniciativa se pretende dar continuidad al plan de acción que se aprobó en 2015, en una primera conferencia celebrada en París.
Está previsto que el Rey Felipe VI reciba este martes por la tarde en el Palacio de la Zarzuela a los participantes en la conferencia, a quienes, según las fuentes consultadas, tiene especial interés en escuchar.
La inauguración de la Conferencia, prevista a las 9.30 en el Palacio Real de El Pardo, correrá a cargo de Dastis y sus homólogos de Irak y Jordania, junto a la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, el arzobispo de Basora y la activista yazidí Nadia Murad. Los ministros español y jordano, en su condición de anfitriones, darán una rueda de prensa a las 12.30 y la clausura corresponderá al ministro de Justicia, Rafael Catalá, de cuyo ministerio dependen las relaciones con las confesiones religiosas.