Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cataluña, Asturias y Andalucía exigen retirar la reforma educativa

Conferencia sectorial de EducaciónEFE

Los responsables en materia educativa de Cataluña, Asturias y Andalucía han manifestado este miércoles, al término de la Conferencia Sectorial del ramo celebrada en el Ministerio de Educación, su rechazado al anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y han pedido su retirada al considerar que es una norma segregadora y no consensuada. El resto de Comunidades Autónomas se han mostrado más cautas y han valorado la posibilidad de "seguir trabajando".

Así, la consejera de Educación andaluza, Mar Moreno, ha asegurado que dicha retirada es necesaria porque "hay mucho que mejorar" y ha advertido al ministro de Educación, José Ignacio Wert, de que la escuela pública requiere "equilibrio y moderación" porque "la radicalidad no es buena".
En esta misma línea, la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Principado de Asturias, Ana González, que le ha pedido al ministro la retirada del anteproyecto, ha señalado que "la reunión se ha movido dentro de lo esperado" ya que Wert "se reafirma en el anteproyecto y no quiere entrar en la discusión de por qué este peso de la Religión en detrimento de otras muchas asignaturas". "Tampoco quiere decirnos con quién tiene consensuada la ley. Sigue siendo el gran misterio", ha enfatizado.
"El dato más positivo que yo he visto en esta reunión es que reconocen que hay una mala memoria económica, que no nos han presentado", ha indicado González, al tiempo en que ha insistido en que es "evidente que está mal presupuestado lo que cuesta esta contrarreforma". Además, se ha mostrado en desacuerdo con el "modelo educativo que se está proponiendo" porque "segrega, habla de una educación y de un alumnado de primera y de segunda".
Asimismo, la consejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, María Jesús Mier, ha mostrado su postura de "rechazo total" al anteproyecto ya que, tal y como ha denunciado en declaraciones a los medios, el texto presentado es idéntico al anterior y no presenta ningún cambio.
Una ley con "ciertas incertidumbres"
Aunque la consejera de Educación del País Vasco, Cristina Uriarte, ha manifestado que la reunión celebrada hoy deja "ciertas incertidumbres" y que "no se ha avanzado nada" en lo que se refiere al "ámbito competencial, el ámbito de las lenguas y la segregación en la formación profesional", ha calificado la postura del ministro de "abierta y dialogante" y ha señalado que "todavía" es posible "seguir trabajando".
"Estamos dispuestos a seguir trabajando y colaborando y, de momento, no nos hemos cerrado. No se ha cerrado el borrador. Todavía hay tiempo de seguir, pero ya no en conferencia. Queda también todo el trámite parlamentario. Tenemos mucho que hacer", ha asegurado la consejera vasca.
La viceconsejera de Educación del Gobierno de Canarias, Manuela Armas, ha dicho que la reunión ha ido "como se esperaba" y ha detallado que su Comunidad ha aportado un informe sobre la Lomce, que le hará llegar "mañana mismo" al ministro, en el que hace hincapié "en el asunto de la equidad" porque se la "cargan". Así, ha criticado que el borrador del anteproyecto de ley "no tiene ningún fundamento científico" porque "coge trozos distintos de Finlandia, de Corea, etc.".
Con respecto a la financiación, ha denunciado que "no se contempla ninguna financiación extra para desarrollar la ley ni en el periodo de implantación ni en el desarrollo", lo que, según ha explicado, "preocupa" a todas las CCAA porque pone una "carga muy pesada" sobre todas ellas. Además, ha afirmado que no espera "grandes cambios" porque el PP "tiene mayoría absoluta y hace lo que considera oportuno", cosa que ha lamentado.
CCAA Del PP, "razonablemente satisfechas"
Desde el departamento de Educación de la Comunidad de Madrid, la consejera Lucía Figar se ha mostrado "razonablemente" satisfecha con que se celebre la conferencia monográfica sobre la financiación de lo que propone la ley. Figar está satisfecha con el avance en materia de evaluación y en materia de refuerzo de las materias instrumentales, aunque cree que "hay que darle una vuelta a cómo queda la ordenación académica".
Así, Figar ha dicho que para Madrid "no es un gran asunto de preocupación ni la Religión, ni las lenguas cooficiales ni la escuela concertada", sino que lo que defiende es "la libertad de elección como un principio de la ley educativa" y lo que le preocupa es "el fracaso escolar y el escaso nivel de conocimientos con el que los alumnos terminan la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO)".
Por su parte, la consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte de Aragón, María Dolores Serrat, hay destacado que hoy se ha dado "un primer paso importante" porque el anteproyecto que hay "sobre la mesa, con todos los matices", avanza, a su juicio, en la línea adecuada para adaptar el modelo educativo español a la realidad actual.
"En temas educativos y legislativos siempre a uno le parece que podría haber introducido más cosas, pero me voy moderadamente satisfecha, sobre todo por los avances que hemos hecho desde el primer borrador", ha señalado, para añadir que la línea de trabajo que plantea el texto "no va a ser fácil". "Evidentemente cuando se manejan mayores márgenes de libertad eso también conlleva mayores márgenes de responsabilidad", ha apuntado.
"Colaboración total" de Wert
Asimismo, el consejero de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria de la Xunta de Galicia, Jesús Vázquez, ha asegurado que la Conferencia Sectorial ha sido "totalmente satisfactoria" y se ha mostrado convencido de que entre todas las Comunidades Autónomas serán capaces de buscar, de manera "constructiva", una ley "que permanezca en el sistema educativo durante muchos años".
En lo que se refiere a la polémica de las lenguas cooficiales, Vázquez ha valorado que el ministro haya adoptado una postura de "colaboración total" y se haya mostrado "dispuesto" a "modificar el texto" para que no quede "ninguna duda" de que la cooficialidad se de "en todos los sentidos". "Hemos tratado de buscar puntos de encuentro y aquellos puntos que pueden ser mejorados, tratar de mejorarlos", ha añadido.
Finalmente, el secretario general de Educación del Gobierno de Extremadura, César Díez Solís, ha visto en la Conferencia Sectorial "un buen clima por parte de todas las CCAA" porque, desde su punto de vista, "todas las comunidades quieren lo mejor" para la educación. "Ha sido muy constructiva la aportación que han hecho todas", ha destacado, al tiempo en que ha reconocido que es un proyecto de ley "mejorable y susceptible de mejora".
"Insisto, nosotros, desde la experiencia que tenemos en Extremadura de ser la comunidad autónoma con una ley de educación aprobada por consenso y por unanimidad, tenemos que decir claramente que esperamos que esta sea una ley de todos y para todos", ha concluido Díez Solís.