Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez propone juzgar a 'Ramoncín' y otros tres exdirectivos de la SGAE

RamoncínEFE

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha propuesto abrir juicio oral contra el cantante José Ramón Márquez, alias 'Ramoncín', y a otros tres exdirectivos del grupo SGAE, entre ellos el ex director general de la filial digital SDAE José Luis Rodríguez Neri, por haber cargado presuntamente facturas "irregulares" o que obedecían a servicios supuestamente inexistentes por valor de 57.402 euros entre septiembre de 2008 y marzo de 2011.

El magistrado considera que el cantante, el ex director general de la Sociedad Digital de Autores (SDAE) José Luis Rodríguez Neri, el ex director general de SGAE y exconsejero de la filial digital Enrique Loras y el exdirector de los Servicios Jurídicos de la entidad Pablo Hernández Arroyo pudieron cometer delitos de falsedad documental, apropiación indebida y administración fraudulenta.
De la Mata, que ha incoado una pieza separada de la causa principal en la que se investiga el desvío de fondos en la Sociedad General de Autores (SGAE) y ha transformado las actuaciones en procedimiento abreviado, equivalente al procesamiento, ha dado un plazo de diez días a la Fiscalía y a las acusaciones para que presenten sus escritos de calificación o sobreseimiento y, excepcionalmente, reclamen la práctica de diligencias complementarias con anterioridad a la apertura de juicio oral.
El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 considera indiciariamente acreditado que 'Ramoncín', entonces miembro de diversos órganos directivos del grupo SGAE y administrador único de la empresa Júpiter Music, pudo obtener de modo presuntamente ilícito fondos de las entidades del grupo mediante la "facturación irregular o sin causa", gracias al "consentimiento" de Rodríguez Neri y a la "relevante" intervención de Loras y Pedro Antonio Hernández.
Facturas bajo sospecha
Las seis facturas supuestamente emitidas y cobradas "irregularmente" por 'Ramoncín' entre 2008 y 2011 ascendieron a un total de 57.402 euros. La primera, referida al reality de televisión 'El Creador', se emitió por 10.100 euros a la sociedad Portal Latino en septiembre de 2008.
El juez instructor ha constatado que otra se emitió por un sistema de protección de archivos llamado 'La caja fuerte virtual' por cuantía de 5.800 euros, "sin que se entregara la herramienta informática", con la connivencia de Rodríguez Neri. Este intervino también en otras dos relativas al programa de televisión '¿Hablamos el mismo idioma?' por un total de 28.050 euros, que responderían a un "contrato de cobertura firmado" con 'Ramoncín'.
En la causa, se han analizado los borradores de contrato intervenidos en el domicilio del presunto cabecilla del desvío de fondos en la SGAE, Rodríguez Neri, mostrando sus "discrepancias" con el cantante, y varios correos electrónicos enviados por este último a Neri en noviembre de 2010 que indicaban que era "una proposición deshonesta". "Los justificantes de pago acreditan que la cantidad abonada como adelanto económico excede de lo estipulado en tal concepto y el segundo pago no está recogido en las cláusulas del contrato", dice el auto, conocido este jueves.
Otras facturas objeto de la investigación se refieren a la elaboración en 2010 de un proyecto de divulgación de los derechos de autor -- dirigida a la SGAE por importe de 6.962 euros con el "beneplácito" de Loras y Hernández--, y al adelanto de 6.490 euros por la indemnización contemplada en una sentencia del Tribunal Supremo de 2011 a la SGAE por parte del entonces director de servicios jurídicos, "aun cuando en este caso no sea atribuible al beneficiario el perjuicio económico consolidado para la entidad de gestión".
El magistrado explica así que el cantante "habría estado emitiendo y cargando durante años a SGAE facturas por supuestos servicios realizados para la misma, que en determinados casos no se corresponden con contraprestación alguna o son simuladas, todo ello con la connivencia de José Luis Rodríguez Neri, y, al menos en algunos casos, de Loras y Hernández".
Una decena de exdirigentes imputados
En la pieza principal se investiga "la existencia de un entramado empresarial creado" en torno a Rodríguez Neri, que habría aprovechado su posición para beneficiar con "una exclusiva contratación" a las empresas SDAE, Portal Latino y Microgénesis, de las que este era director, consejero y presidente, respectivamente.
En la red, dedicada a "simular un tráfico mercantil normal y ajustado a derecho", también habrían participado la hija de Neri, Leticia Rodríguez Álvarez; su hermana, Juana Cristina Rodríguez Neri; su compañera sentimental, María Antonia García Pombo; y la hermana de esta, Pilar Eva García Pombo . También tuvieron un "papel relevante" el directivo de Microgénesis Rafael Ramos; su novia, Elena Vázquez; y la hija de ambos, Sara Ramos Vázquez.
A pesar de no contar con ningún trabajador, la SDAE "subcontrataba todo el trabajo" a la empresa Microgénesis, según apunta el auto de De la Mata en el que incoa una pieza separada por las actuaciones de Márquez.
También están imputados en la causa el entonces presidente de la SGAE, Eduardo 'Teddy' Bautista; el exdirector general Enrique Loras; y el exdirector financiero Ricardo Azcoaga por "haber tenido suficiente conocimiento de estas vinculaciones" y haber "autorizado, consentido e impulsado" las actividades de Rodríguez Neri.