Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Espadaler asegura que sin referéndum no se resolverá el problema, se complicará

El consejero catalán de Interior, Ramón Espadaler (UDC), considera que no tendría "ningún sentido" celebrar una consulta independentista el 9 de noviembre si no se puede hacer con todas las "garantías" propias de un Estado de Derecho, porque entonces su resultado no tendría "trascendencia". Además ha añadido "que nadie crea que si no hay celebración de la consulta se ha resuelto el problema, se habrá complicado, y de qué manera".

Eso sí, a la espera de ver si se puede celebrar la consulta "con esas condiciones" que apuntó el presidente catalán, Artur Mas, ha avisado: "Que nadie crea que si no hay celebración de la consulta se ha resuelto el problema, se habrá complicado, y de qué manera".
En declaraciones a la Ser recogidas por Europa Press, Espadaler ha defendido que "no hay distancia" entre lo que dijo el lunes Mas --que abrió la puerta a un adelanto electoral si no se puede hacer la consulta sin garantías legales-- y la reflexión del líder de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida, acusando al presidente de ERC, Oriol Junqueras, de "pegar un tiro en el pie" del proceso soberanista por apelar a la desobediencia civil.
"No va a hacer una consulta sin cobertura"
Según el consejero de Interior, lo que dijo Mas es que "no va hacer una consulta sin cobertura de todas las necesidades de la misma, en la que pueda participar todo el mundo, tenga una cobertura legal y por lo tanto un resultado que se pueda atender". En su opinión, no tendría sentido hacer una consulta en la que sólo pueda participar una parte de la población.
Con todo, ha insistido en que el Govern mantiene su objetivo de celebrar la consulta y, de hecho, ha reiterado que su Departamento trabaja en tener el dispositivo preparado con "normalidad". "Es un reto importante de la presente legislatura, es importante que se realice y que se haga con las máximas garantías porque, si no, de nada sirve", ha dicho.
Así, no da por hecho que el Tribunal Constitucional vaya a impedir la consulta, más allá de la suspensión cautelar inicial que decrete al admitir a trámite el recurso del Gobierno. Esa suspensión, ha recalcado, "no es indefinida", sino que el alto tribunal debe "evaluar el contenido" de la convocatoria.
Espadaler ha insistido en que la Generalitat está convencida de que la ley de consultas --que también prevé recurrir el Gobierno central-- da amparo a la convocatoria y, además, que en el fondo la clave es la "voluntad política". "Si hay voluntad de consultar debería poder hacerse, pero nos hemos encontrado con una cerrazón profunda por parte del Gobierno del presidente Rajoy", ha lamentado.
En cuanto al impacto del proceso soberanista en la cohesión de CiU, ha asegurado que en este momento CDC y UDC comparten la "voluntad de poder decidir", de "avanzar en el Estado propio" tal como decían en su programa electoral, y, además, de trabajar por la mejora de la economía.
Cataluña al centro no quiere dañar a CiU
De hecho, ha asegurado que la plataforma Cataluña al centro que promueve Duran i Lleida no pretende minar la federación, sino ser un instrumento de diálogo con otros sectores con los que creen compartir más de lo que los separa.
Según su análisis, en la "centralidad" hay sensibilidades socialcristianas, socialdemócratas y otros sectores que se han quedado "un tanto huérfanos de referentes, que apuestan por una rotunda y clara catalanidad y por superar la relación con el Estado español".