Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat cree que hay un "riesgo objetivo" de terrorismo yihadista

El conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Ramon Espadaler, ha pedido serenidad a los ciudadanos pese a que admite una radicalización yihadista: "Hay un riesgo objetivo, es evidente, y la prueba es que se están haciendo detenciones".

En una entrevista de Europa Press, ante mensajes en redes sociales sobre un atentado inminente en Cataluña, ha pedido tranquilidad: "Si estuviéramos ante una alerta que se debe difundir, lo haríamos a través de los canales normales de la policía: una rueda de prensa del conseller o los canales de Twitter. No es el caso. Cuando hubiera que dar indicaciones masivas no lo haríamos de cualquier manera".
En Semana Santa, ante la gran afluencia de visitantes, han movilizado "un grueso más importante de agentes de Brigada Móvil (Brimo) y rea de Recursos Operativos (Arro)" porque hay un nivel de alerta de 4 sobre 5 --la misma desde el atentados de Charlie Hebdo y al mismo nivel que la del Ministerio--.
"Estamos en un nivel de alerta igual que nuestro entorno europeo. No hay que preocuparse más que ayer, y se han dispuesto más recursos humanos por el nivel de alerta y porque hay más afluencia de gente por Semana Santa", como puede pasar en verano y otros períodos de vacaciones.
RADICALIZACIÓN EN CATALUÑA
Considera "evidente que en Cataluña hay elementos de captación y procesos de radicalización" pero defiende que se gestiona de la mejor manera con intercambio de información entre cuerpos policiales.
Los Mossos tienen desde hace tiempo unidades especializadas en detectarlo y combatirlo y "trabajan desde hace tiempo en este fenómeno que se ha crecido con los atentados de París".
Su trabajo consiste en recabar información y advertir los procesos de radicalización, que empiezan muchas veces en la red: "No es fácil, y hace que estemos concertados con otros cuerpos policiales".
Se ha formado e informado a los Mossos, haciendo hincapié en la autoprotección --a veces la policía es el objetivo--, y este conocimiento se ha trasladado a las Policías Locales, que han recibido formación en el Complejo Central.
Sobre si destinarán más Mossos a esto, ha declarado: "Tenemos que aprovechar los recursos que tenemos y cómo los tenemos distribuidos. Y como éste es un fenómeno que tiene elementos de dispersión en el territorio: necesitamos que el conjunto de las policías sean capaces de detectarlo".
CONTACTO CON EL MINISTERIO
En los últimos días ha hablado "muchas horas" con el ministro del Interior y han tenido muchas conversaciones con el Ministerio y a través de los cuerpos policiales.
Ha justificado que desde 2009 no se reúna la Junta de Seguridad --Conselleria y Ministerio-- porque su fin es aprobar acuerdos concretos, mientras que sobre este tema no hace falta porque hay una "distribución competencial perfectamente definida", hay coordinación y la misma preocupación.
Al preguntársele si se podría aumentar la vigilancia para detectar si en escuelas hay alumnos susceptibles de radicalizarse, como los dos menores de Badalona detenidos por querer integrarse en Estado Islámico, ha dicho: "No queremos policializar las escuelas pero si detectan cuestiones que pueden ser preocupantes, la policía siempre es receptiva".
RELACIONES INTERNACIONALES DE MOSSOS
El conseller ha admitido que "el cuerpo de Mossos d'Esquadra no tiene bien resuelta su presencia en los organismos internacionales. Es un tema irresoluto".
Desvincula este déficit del proceso soberanista: "viene de antes" porque los gobiernos de PP y PSOE han mantenido mucha prevención para que las relaciones internacionales se vehiculen por los organismos propios del Estado, según él.