Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice que no tiene una varita mágica "para resolver los problemas"

Rajoy dice no tiene una varita mágica "para resolver los problemas"EFE

Reconoce que se está ante una situación de "dificultad"

El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido que lo que viene por delante "no va a ser fácil", ya que la herencia que deja el PSOE "no es la mejor". Tras reconocer que no tiene una varita mágica "para resolver los problemas" y que no se puede esperar que al día siguiente "todo esté resuelto", ha dejado claro que es posible "cambiar el rumbo, marcar nuevos objetivos y fijar otro camino para al final ver la luz al fondo del túnel".
En un almuerzo-mitin que ha protagonizado en Murcia, al que ha acudido la cúpula regional del PP, así como simpatizantes, afiliados y militantes, consiguiendo un aforo de 2.000 personas, Rajoy ha dado una breve pincelada de la situación económica del país y ha expresado su firme convicción de que no está dispuesto a engañar a la sociedad, porque estamos en una situación de "dificultad" donde suceden acontecimientos "tan sorprendentes" desde el punto de vista democrático, como que Italia o Grecia "tengan como presidente a personas que no se han presentado a las elecciones".
En clave económica, ha vuelto a hacer alusión a los datos conocidos este miércoles de crecimiento, subrayando que era algo que ya sabía: "en lugar de crecer este año, como decía el Gobierno, un 1,3, vamos a crecer un 0,8 y nos dicen que la reforma laboral, que no votó nadie salvo el PSOE, no ha resultado útil para crear empleo".
Por ello, ha vuelto a incidir en que el objetivo nacional se llama 'crear empleo', porque "hay más de cinco millones de españoles que quieren trabajar y no pueden"; de forma que ha sentenciado que no aceptará "ninguna lección de estos que han hecho los mayores recortes sociales en la historia de la democracia española, que congelaron las pensiones, eliminaron el cheque-bebé y bajaron un 5 por ciento el sueldo de los funcionarios".
"Ellos que no han sabido gestionar la economía y nos han llevado a cinco millones de parados, pues lecciones de política social ninguna, ya que para tener una mejor sanidad, educación y pensiones se necesita dinero y para que haya dinero tiene que haber mucha pagando impuestos".
Ha reprobado, entonces, que el PSOE "nos haya puesto donde nos pusieron en 1996 cuando llegamos con el mayor paro de Europa y la mayor deuda", pero ha lanzado un mensaje de tranquilidad, dado que aunque ahora "lo vuelven a dejar igual, lo arreglaremos aunque sea mucho más difícil".
A cuatro días de las elecciones, el jefe de filas del PP ha indicado que lo que se decide es "si seguimos igual o cambiamos, si seguimos arrastrándonos por el suelo y que cada vez haya más españoles que pierden su empleo y más desconfianza o si por contra, comenzamos a ver la luz al final del túnel".
"Si lo que queremos es transmitir un mensaje a Europa de que nos hemos resignado y vamos a seguir como hasta ahora, ya sabemos lo que tenemos que hacer o si queremos decirle a Europa que las cosas las vamos hacer mejor y queremos gobernar nosotros mismos, cumpliendo los compromisos como miembros de un club --el del euro--, ya sabemos lo que tenemos que hacer", ha señalado.
Recetas
Sus recetas pasan por una administración "austera, que se apriete el cinturón, porque nos jugamos la financiación del sector privado", además de compromisos con la UE, reestructuración del sistema financiero y apoyo "firme y total" a los emprendedores.
Agricultura y agua también han tenido cabida en su alocución, siendo en Murcia la primera vez en campaña que ha hecho referencia al problema hídrico, argumentando, al hilo, que su posición es la de siempre: "agua para todo el mundo, para el que la tiene y para el que no la tiene", siendo necesario únicamente un gobierno que "sepa liderar una política de agua y hable con la gente, convenciéndola y consiguiendo acuerdos y consensos".
También ha mostrado su confianza en la agricultura, porque "tiene futuro y se puede exportar", alabando el papel que en este sentido desempeña Murcia y su apoyo al Corredor Mediterráneo.
Para los representantes de Murcia ha tenido palabras de elogio, felicitando al PP de la Región, "un partido que desde muy abajo dio muchas batallas y al final gana la confianza de todos los murcianos cada vez en un número mayor".
"Valcárcel ha sabido ganársela y ahora recoge su fruto", ha afirmado, para después referirse a la cabeza de lista al Congreso por Murcia, Pilar Barreiro, "número uno de postín, de los mejores de España".
Para concluir, ha terminado con un mensaje de urgencia nacional, un mensaje a Europa, para que haya un gobierno "fuerte" y transmitir que en España "hay una gran voluntad de cambio, ya que de seguir como hasta ahora es lo peor que le puede ocurrir al país".