Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy se reunirá mañana con la secretaria general iberoamericana en un encuentro marcado por las políticas de Trump

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibirá este miércoles a la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, en un encuentro que estará marcado por el tsunami político generado por las primeras decisiones del presidente de EEUU, Donald Trump.
A pesar de que esta entrevista estaba fijada desde hace tiempo, la coyuntura actual, marcada por la llegada de Trump a la Casa Blanca, estará presente previsiblemente en la conversación que Rajoy y Grynspan mantendrán en el Palacio de la Moncloa a partir de las 13.00 horas, avanzan a Europa Press fuentes iberoamericanas.
Grynspan expresó su solidaridad con México la semana pasada desde su cuenta personal en Facebook, donde manifestó su cercanía "con los mexicanos, que creen en construir puentes, no muros".
Mientras desde el PSOE se exige al Gobierno español que eleve la voz y salga en defensa firme de México ante el desprecio y amenazas de Trump, el Ejecutivo de Rajoy apuesta por defender sus posiciones ante la Administración Trump desde un diálogo franco, pero "sin estridencias" y "no pegando muchos gritos".
Y respecto de salir en defensa de México, desde el Gobierno recuerdan que las autoridades mexicanas no le han pedido a España ninguna iniciativa en este sentido.
No obstante, el jefe de la diplomacia española, Alfonso Dastis, ha dado por hecho que los países iberoamericanos tendrán que mantener un "intercambio de pareceres" sobre las primeras decisiones de Trump "y luego se verá qué se hace".
"Las últimas decisiones del Gobierno de Estados Unidos plantean una serie de problemas sobre los que es bueno tomar posición", ha señalado el ministro en un acto este martes en Casa de América, si bien ha precisado que para fijar esta posición no es necesario convocar una cumbre extraordinaria de los jefes de Estado y de Gobierno de los países de América Latina junto a España, Andorra y Portugal.