Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy saluda a Obiang en los márgenes de la cumbre y cancela su asistencia a la cena

Rajoy en la cumbre entre la Unión Europea y ÁfricaEFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido ante el resto de líderes europeos y africanos en el arranque de la cumbre entre la Unión Europea y África la necesidad de "dar a los jóvenes de África una alternativa a la inmigración irregular" y cooperar "para frenar esta tragedia con una adecuada gestión de los flujos migratorios, un control de fronteras más eficaz y una persecución sin cuartel a los que siguen lucrándose con el tráfico de seres humanos". Pero su discurso ha quedado en segundo plano por su polémico encuentro con el dictador guineano, Teodoro Obiang, una cita que al final no se ha producido al cancelar el presidente español su asistencia al ágape entre ambas delegaciones. Lo que sí ha existido ha sido un breve diálogo entre ambos dirigentes en los márgenes de la cumbre.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido ante el resto de líderes europeos y africanos en el arranque de la cumbre entre la Unión Europea y África la necesidad de "dar a los jóvenes de África una alternativa a la inmigración irregular" y cooperar "para frenar esta tragedia con una adecuada gestión de los flujos migratorios, un control de fronteras más eficaz y una persecución sin cuartel a los que siguen lucrándose con el tráfico de seres humanos".
"La emigración debe ser una opción, no una obligación de supervivencia. Para ello debemos apoyar a los países de origen y tránsito de los flujos migratorios y cooperar en su desarrollo económico", ha dicho el presidente durante su intervención ante el resto de líderes europeos y africanos, según han explicado fuentes de Moncloa.
"El principal recurso de África no son los minerales o las materias primas. Es su gente", ha defendido Rajoy, que ha recordado que la mitad de los jóvenes de todo el mundo cuando comience el próximo siglo serán africanos.
Por ello, ha defendido que el "principal desafío es asegurar que cada uno de ellos tendrá la oportunidad de vivir su vida en un entorno próspero, seguro y pacífico" y resulta a su juicio "esencial, permitir que el sector privado, a través del comercio, la inversión y la iniciativa empresarial en un marco de seguridad jurídica siga creando empleo y riqueza".
El jefe del Ejecutivo español ha destacado el "momento prometedor" que vive África por su crecimiento económico "robusto" y "una evolución política hacia sociedades más abiertas, inclusivas y duraderas" pero ha avisado de que ahora el reto "es convertir esa promesa en realidad duradera, apoyando los procesos de integración económica" a nivel regional e intercontinental y "creando un entono de estabilidad y seguridad física y jurídica, que permita el pleno desarrollo del enorme potencial económico de África".
"España mantiene un firme compromiso con ese desarrollo inclusivo y sostenible de África y lo seguirá teniendo", ha prometido, tras recordar en el arranque de su intervención que "no es posible consolidar la paz sin crear prosperidad y sin garantizar la dignidad de las personas".
Apoyo a seguridad y soluciones africanas
El jefe del Ejecutivo español también ha defendido el compromiso con la paz y la seguridad en África de España como muestra su participación en veinte países africanos en misiones de paz desde 1989 y ha recordado que "militares españoles contribuyen hoy a la paz en Malí y en el Sahel, en la República Centroafricana y en el Cuerno de África", operaciones en el marco del Consejo de Seguridad de la ONU y marco de debe seguir rigiendo en el futuro.
Rajoy ha defendido no obstante "las soluciones africanas para los problemas africanos" y ha apoyado "la voluntad de la Unión Africana de dotarse de los medios necesarios para garantizar la paz y la seguridad en África, como hace ya con sus misiones en Somalia o en la República Centroafricana".
"La asunción de mayores responsabilidades, incluidas las de asegurar una financiación suficiente para las capacidades africanas, debe conllevar un mayor peso de África en los centros de toma de decisiones en la nueva arquitectura multilateral que estamos definiendo", ha subrayado el presidente del Gobierno español, que también ha subrayado la importancia del "enfoque regional para abordar problemas, riesgos y amenazas" y cooperar con organizaciones regionales como la Comunidad Económica del África Occidental (CEDEAO) "con la que España mantiene una asociación estratégica".
Rajoy ha reiterado el compromiso de España para colaborar con África para "la superación de los obstáculos" para "ese mañana prometedor", pero siempre "sobre la base del diálogo entre iguales, la plena confianza recíproca, la apropiación y la responsabilidad compartida".
El jefe del Ejecutivo español ha intervenido por espacio de unos tres minutos en la primera sesión de la cumbre, centrada en seguridad y paz y no tiene previsto intervenir a y priori en las demás sesiones, incluida en la que se centrará en las personas y donde a priori se encajaría el debate sobre inmigración.
Plan de acción conjunto sobre inmigración
Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea y África esperan acordar un Plan de Acción para cooperar en inmigración que cubrirá el periodo 2014 y 2017 en el que se comprometen a "aumentar" los esfuerzos para combatir el tráfico humano y cooperar en prevención, protección, persecución y contra la explotación.
"Nos comprometemos a luchar contra la inmigración irregular, promoviendo una cooperación completa y eficaz para evitar las dramáticas consecuencias de la inmigración irregular y salvaguardar las vidas de los migrantes, abordando todos sus aspectos relevantes, incluidos prevención, gestión reforzada de migración y fronteras, la lucha contra el tráfico de inmigrantes, el retorno y la readmisión (incluido el retorno voluntario), así como abordar las causas en la raíz de la inmigración irregular", reza el borrador de declaración conjunta que esperan aprobar los líderes este jueves, al que ha tenido acceso Europa Press.
Los líderes de ambos continentes también se comprometerán en el marco del plan conjunto a "reforzara el nexo entre inmigración y desarrollo", incluido aumentado los esfuerzos para reducir de forma significativa los costes de las remesas, así como a favorecer la inmigración legal promoviendo la movilidad "bien gestionada" y a "reforzar la protección internacional" de refugiados, demandantes de asilo y desplazados internos, recalcando la importancia del "respeto de los Derechos Humanos de los migrantes, con independencia de su estatus legal" en su cooperación.
Rajoy y Obiang, un encuentro imposible
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha saludado al presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, en los márgenes de la cumbre entre la Unión Europea y África y ha cancelado su participación en la cena de esta noche en la que debía compartir mesa con el mandatario ecuatoguineado, según han confirmado fuentes de Moncloa.
El jefe del Ejecutivo español ha cancelado su participación en la cena porque la cumbre llevaba "mucho retraso" y no se trata de una cena de trabajo sino "informal" y por el interés del presidente de preparar las cumbre bilaterales que mantendrán con varios presidentes africanos en el segundo día de la cumbre, según han precisado las fuentes.
Rajoy, que ha tenido una bilateral este miércoles con el presidente de Ghana, tiene previsto mantener sendas reuniones este jueves con los presidentes de Malí, Tanzanía, Madagascar y Mozambique, países "importantes" de la región y con los que España mantiene distintos intereses, entre ellos en materia comercial.
El jefe del Ejecutivo español sí "ha saludado" al presidente ecuatoguineano en los márgenes de la cumbre antes de cancelar su participación en la cena, en la que también tenía previsto compartir mesa con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, según un portavoz de Moncloa, que ha precisado que las mesas se han organizado por afinidad de idiomas.