Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "Este no es un país corrupto"

Critica que se sustituya la presunción de inocencia por "presunción de culpabilidad"
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este sábado las medidas que se están tomando para acabar con la corrupción y ha rechazado que se hable de España como un país corrupto: "Este no es un país corrupto".
"Hay que combatir la corrupción pero no hay que apuntarse a decir que este es un país corrupto", ha asegurado en el discurso de clausura de las sesiones del Círculo de Economía celebradas en Sitges.
El presidente, a quien ha precedido el presidente del Círculo, Juan José Brugera, ha asegurado que "la inmensa mayoría de las personas que se dedican a la vida pública son honradas y decentes", y que hay miles de cargos públicos, sobre todo en pequeños ayuntamientos, que desempeñan su trabajo sin cobrar del erario público.
Es por ello que ha criticado que en un estado democrático como es España pese una sombra de sospecha sobre la presunción de inocencia que algunos, ha dicho, sustituyen por "presunción de culpabilidad".
La corrupción es, según Rajoy, una cuestión triste y desgraciada que hay que abordar no sólo con castigos para los culpables sino también haciendo "un esfuerzo para que en el futuro no se produzca".
Así, ha puesto como ejemplo los mejores medios para que la Fiscalía y la justicia pueda investigar los casos y ha celebrado que se haya reformado la ley sancionadora para que los delitos tengan un mayor plazo de prescripción.
Rajoy ha clausurado la XXXIII Reunión anual, patrocinada por Indra, CaixaBank y KPMG, que inauguró el jueves el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.