Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy se da un baño de masas en el mercadillo de Santa Comba y se fotografía con el "mayor fan" de Feijóo

Aplausos, besos y 'selfies' copan el paseo del presidente del Gobierno, con alguna decepción por la ausencia del candidato gallego
El presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, ha arrancado la última semana de campaña hacia la cita con las urnas del 25-S volcado en Galicia, donde tendrá actos prácticamente todos los días hasta el cierre del viernes y donde se ha dado un baño de masas en el mercadillo de Santa Comba (La Coruña), en un paseo marcado por los 'selfies', besos y aplausos.
A su llegada, Rajoy ha visitado el Consistorio de Santa Comba, donde el PP arrebató al PSOE la Alcaldía en mayo, tras una moción de censura. Recibido entre aplausos de las decenas de personas reunidas enfrente del Ayuntamiento, donde se encuentra ubicado el mercadillo en el que estuvo después, el jefe de filas del PP ha firmado en el libro de honor municipal.
A la salida, tras unas breves declaraciones a los periodistas que se habían desplazado a esta localidad coruñesa, ha protagonizado un paseo en el que ha visitado numerosos puestos, entre ellos una churrería. Además de dirigentes locales, le acompañaban el delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, y el presidente provincial, Diego Calvo.
Precisamente, más de una vez tuvo que ejercer Calvo de fotógrafo improvisado, aunque Rajoy pudo comprobar en primera persona que la tendencia en alza en los paseos electorales son los 'selfies'.
Algún 'fan' del mercado llegó a golpear accidentalmente a alguno de los periodistas que cubrían el acto, entre gritos, de "señor Rajoy, señor Rajoy", mientras intentaba acercarse al presidente por encima de cualquier obstáculo.
"¿Y FEIJÓO?"
Otros, más escépticos, no ocultaban su decepción por el hecho de que en la visita estuviese Rajoy en vez del candidato que aspira a la reelección en la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.
"Bah, no es Feijóo. Estaban diciendo que está aquí Feijóo, Feijóo, y es mentira", se pudo escuchar a uno de los curiosos, mientras apostillaban a su lado: "Aún si dieran caramelos, pero no dan nada". "Dicen que no quiere estar con él", añadía, ágil, una tercera persona.
Pese a decepciones puntuales por la ausencia de Feijóo y a las quejas de algún vecino que se sintió perturbado por la comitiva de seguridad que protege al presidente del Gobierno, Rajoy fue aplaudido en varias ocasiones, incluso cuando se marchaba en su vehículo, en un paseo en el que la foto más buscada llegó cuando el líder popular se paró en el puesto del que se autodenomina "mayor fan" de Feijóo en Galicia.
"PRESIDENTE, CONFIAMOS EN TI"
Este vecino de Carballo (La Coruña), que se hizo famoso en 2009 por acudir a los principales mítines del dirigente popular gallego con un cartel que rezaba "Feijóo, eres mi ídolo", se desplaza con su puesto (donde Feijóo compró este fin de semana dos pares de calcetines en Arteixo) por los mercadillos de la provincia y este lunes saludó efusivamente a Rajoy.
"Presidente, confiamos en ti", rezaba el cartel ante el que el carballés Antonio Rodríguez se hizo la fotografía de rigor con Mariano Rajoy, delante de su puesto de calcetines.