Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy se muestra dispuesto a recibir a las familias del Yak 42 y suscribe el "perdón" de Cospedal

Defiende el derecho de Trillo a volver a ser letrado del Consejo de Estado: "Es un funcionario, es su trabajo, no puede no trabajar"
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado este jueves que no tendría problema en recibir a los familiares de las víctimas del accidente del Yak 42 y ha dejado claro que suscribe todas las intervenciones que ha hecho en este ámbito la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.
"Suscribo la intervención que tuvo la ministra de Defensa en el Congreso de los Diputados y todo lo que ha dicho y hecho a lo largo de estas fechas", ha dicho en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press.
En esa comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso, Cospedal pidió "perdón en nombre del Estado" por el accidente que causó la muerte a 62 militares españoles que regresaban de Afganistán el 26 de mayo de 2003. La ministra también ha recibido a los familiares y se ha comprometido a hacer lo posible para aclarar las circunstancias de la contratación del vuelo, después de que se haya conocido un informe del Consejo de Estado que reconocía "responsabilidad patrimonial del Estado".
Rajoy ha reconocido que él no ha recibido nunca a los familiares, aunque no se ha atrevido a precisar si en alguna ocasión se lo han pedido. En todo caso, ha añadido que "en absoluto" tendría inconveniente en recibirlos si se lo pidieran. Rajoy era vicepresidente del Gobierno de José María Aznar cuando tuvo lugar el accidente.
TRILLO "PRESENTÓ SU DIMISIÓN"
Por otro lado, ha defendido el derecho del entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, a reincorporarse a su puesto de letrado en el Consejo de Estado y ha afirmado que "presentó su dimisión" como embajador en Londres, puesto que ocupaba desde 2012.
"Es un funcionario público, es su trabajo, no puede no trabajar", ha remarcado Rajoy. Así, aunque ha reconocido que Trillo podría trabajar en otra cosa, ha remarcado que su trabajo es su plaza de funcionario.
Trillo pidió su relevo como embajador en Londres hace dos semanas y en los últimos días ha solicitado su reingreso como letrado en el Consejo de Estado, precisamente la misma institución que ha emitido el informe sobre la responsabilidad del Estado en el accidente que ha motivado el cambio de posición del Gobierno de Rajoy. Las víctimas y la oposición han mostrado malestar por esta reincorporación.
El exministro, que se encontraba en situación de servicios especiales, tendrá ahora que cumplir los trámites necesarios, entregar la documentación que se le pida y podrá ingresar cuando la Comisión Permanente del órgano consultivo dicte una resolución de reingreso y éste sea firmado por su presidente, José Manuel Romay Beccaría.