Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice en Fukushima que el temor sobre la zona es "infundado"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha viajado a la ciudad de Fukushima para subrayar que el temor sobre la zona es "infundado" y ha confiado en que su visita "contribuya a disipar" esos miedos. No obstante, la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO) ha hallado otro punto de fuga en los tanques construidos alrededor de la central nuclear.

Rajoy es el primer mandatario occidental en visitar la ciudad, situada a unos 65 kilómetros de la central nuclear que sufrió un accidente, con explosiones y fugas de radioactividad, tras el terremoto del 11 de marzo de 2011.
"Queremos mostrarles que nos les olvidamos y confirmarles que nos tienen y nos tendrán a su disposición en el futuro en todo aquello que podamos ayudar para recuperar la plena normalidad", ha dicho allí el presidente del Gobierno.
Sin embargo, la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO) ha informado este miércoles de que ha hallado otro punto de fuga en los tanques construidos alrededor de la central nuclear de Fukushima-1 para almacenar el agua radiactiva que se utilizó para enfriarla tras el desastre natural.
Los operarios de TEPCO han descubierto que el agua radiactiva se está filtrando desde la parte superior de uno de los tanques del reactor cuatro, donde han detectado niveles de radiación de 200.000 becquerelios por litro, cuando el límite legal es de 30.
La compañía eléctrica ha indicado que está segura de que el agua radiactiva ha traspasado los sistemas de seguridad y se ha filtrado al subsuelo y ha apuntado que, probablemente, también ha llegado al océano Pacífico, según la televisión pública NHK.
Rajoy ha inaugurado en Fukushima una exposición del artista José María Sicilia y posteriormente ha regresado a Tokio, donde se reunirá con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.