Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy clausura la convención nacional del PP sin anunciar propuestas

El presidente del PP, Mariano Rajoy, y el de Andalucía, Javier Arenas (i), en la Convención Nacional del PP que hoy celebra, en el Palacio de Congresos de Málaga, su segunda jornadaEFE

Hará un relato de la situación en España

El presidente del PP, Mariano Rajoy, cierra este sábado la convención nacional de su partido que ha reunido desde el jueves a sus principales dirigentes y en el que se han dado a conocer los 52 cabezas de lista que irán a las elecciones generales del 20 de noviembre.
En este último día Rajoy hablará de la situación en España y de cuál será su proyecto político si llega a La Moncloa, pero sin anunciar ninguna propuesta concreta.
El asunto más relevante de la Convención Nacional del PP este viernes fue el anuncio de la agencia de calificación Fitch de rebajar la nota de España dos escalones, de AA+ a AA-. El presidente del PP, unas horas después de conocerse la rebaja de la agencia, convocó a la cúpula nacional del partido, así como a sus doce presidentes autonómicos y al responsable del área económica, Cristobal Montoro.
Todo el encuentro tuvo como eje las dificultades económicas de la economía española y el último mazazo de la rebaja de la calificación española y cómo está afectando esta situación tan negativa a las Comunidades Autónomas, que además, tienen realizar ahora sus presupuestos para el ejercicio 2012 sin contar con un cuadro macroeconómico actualizado.
Los presidentes autonómicos se quejaron amargamente de tener que cuadrar las cuentas públicas del próximo año a ciegas. "Estamos haciendo el trabajo sin luz y sin tener una red debajo", así de crudo se mostró uno de los presidentes autonómicos a la salida del encuentro con Rajoy.
El hecho de que el Ejecutivo de Zapatero haya desistido de hacer un proyecto de Presupuestos Generales del Estado o un decreto de prórroga de las actuales cuentas, que fue uno de los ejes de crítica de los presidentes autonómicos, está suponiendo que éstos no tengan una referencia con la que prever los gastos y los ingresos.
Algunas fuentes consultadas por Europa Press afirman que lo peor es que las autonomías no disponen de un suelo de ingresos para poder planificar, ya que reciben más del 65 por ciento de sus fondos de las arcas del Estado. Sin embargo, ahora, sin conocer cuál será la previsión de transferencia de estos fondos, las autonomías no saben cómo cuadrar sus cuentas.
Durante el encuentro, en el cual había un clima de una profunda preocupación, según los asistentes, Mariano Rajoy pidió a sus presidentes autonómicos que actúen con prudencia, ya que, hasta que no gane las elecciones y tome posesión, no podrá presentar un proyecto de presupuestos y un cuadro macroeconómico actualizado.
No obstante, el responsable económico del PP, Cristobal Montoro, expuso a los asistentes los diferentes escenarios que pueden suceder, pero sin dar unas pautas concretas de actuación, ya que en cada CCAA hay problemas diferentes y él tampoco cuenta con los datos macroeconómicos reales de la situación de las cuentas públicas.
Los presidentes autonómicos lamentan que el Ejecutivo de Zapatero no haya sido capaz de facilitarles las cosas con un decreto de prórroga o una proyecto de presupuestos como sí hizo Felipe González en el año 1995, que realizó un proyecto de Presupuestos Generales del Estado en el que, como es de rigor, había una previsión macroeconómica con la que las regiones ya pudieron trabajar.