Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy y Rubalcaba escenifican su rechazo a la consulta catalana

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, han escenificado este miércoles en el Congreso de los Diputados su coincidencia en el rechazo a la consulta que quiere hacer la Generalitat de Cataluña, si bien han discrepado de plano sobre la situación económica y de derechos que atraviesa España.

Durante su intervención en la última sesión de control al Gobierno del año, Rubalcaba ha aprovechado una pregunta en la que pedía un balance sobre el estado de los derechos de los españoles para hablar también del "problema territorial", agravado tras la convocatoria de la consulta por parte del presidente de la Generalitat, Artur Mas.
El secretario general del PSOE ha querido dejar clara la "posición inequívoca" de los socialistas contra el derecho de autodeterminación y ha reiterado su llamamiento al diálogo para "consensuar y actualizar" la Constitución, como forma de abordar la "situación difícil" que atraviesan las relaciones entre Cataluña y el resto de España.
Rubalcaba resume estos dos años: Menos derechos
Rajoy ha respondido asegurando que "nunca" ha "puesto en tela de juicio" que el PSOE esté en contra del derecho de autodeterminación, que "no existe" en ninguna Constitución. Dicho esto, y sin referirse a la petición de diálogo, ha pasado a discrepar con el resto de la intervención del líder socialista, que ha resumido los dos primeros años de gobierno del PP en más desempleo, más impuestos, más deuda, menos derechos laborales y sociales y más desigualdad.
Para el presidente del Gobierno, "el mayor golpe a los derechos de todos fue la política económica del Gobierno" anterior. Además, Rajoy ha apuntado que ya se empiezan a ver "aunque de manera tímida", resultados a los "esfuerzos" que se han tenido que hacer y ha defendido que "hoy los españoles pueden ver el futuro con mucha más seguridad y esperanza que hace dos años", cuando el PP llegó a La Moncloa.