Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy y Rubalcaba seguirán el recuento de las elecciones catalanas

Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba durante el cierre de campaña de las elecciones autómicas del 21-OEFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, seguirán en las sedes del PP y del PSOE, respectivamente, el recuento de las elecciones catalanas del este domingo, donde estarán acompañados por sus equipos.

Rajoy estará en 'Génova' junto a la secretaria general de su partido, María Dolores de Cospedal, el vicesecretario de Organización y Electoral, Carlos Floriano, el responsable de Política Territorial, Javier Arenas, y el vicesecretario de Estudios y Programas, Esteban González Pons, según han informado fuentes del PP. Se espera que también se acerque a la sede del Partido Popular para seguir el escrutinio la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y otros ministros, como ya ocurrió en las recientes elecciones gallegas y vascas.
El presidente del Gobierno se ha volcado en la campaña catalana, con actos en las cuatro provincias para apoyar a la candidata del PP a la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho. También Cospedal y los vicesecretarios se han implicado a fondo en estos comicios, con mítines sobre todo en el llamado 'cinturón rojo' de Barcelona para captar el voto desencantado con el PSC.
Comité ejecutivo con Sánchez-Camacho
Rajoy ha convocado este lunes el Comité Ejecutivo Nacional del PP para hacer un análisis más detallado de los resultados. Aparte del informe de gestión de la secretaria general del PP, se prevé que en esa reunión tome la palabra Alicia Sánchez-Camacho.
Los sondeos publicados en el ecuador de la campaña por varios medios de comunicación coinciden en pronosticar que CiU no alcanzará la mayoría absoluta, los socialistas sufriríann una fuerte caída y los 'populares' conseguirían los mismos diputados.
Los 'populares' aspiran a convertirse en la segunda fuerza política en Cataluña y desbancar así a los socialistas catalanes. En las elecciones de hace dos años lograron 18 escaños en el Parlament, su mejor resultado electoral.
De este modo, la clave para los socialistas está en mantenerse como segunda fuerza política, un puesto al que también aspira ERC. Rubalcaba seguirá el recuento desde Ferraz junto a otros dirigentes.
La dirección federal hará una valoración política del resultado después de que lo haga en Barcelona el primer secretario y candidato del PSC, Pere Navarro, pero el análisis en profundidad lo hará el lunes la Comisión Ejecutiva Federal, donde el PSC tiene dos representantes, los diputados José Zaragoza y Esperança Esteve.
Si el PSC no consigue mantenerse en segundo puesto, será la tercera derrota grave para los socialistas en un mes, después de las gallegas y vascas del 21 de octubre, de las que los socialistas salieron peor de lo esperado. No obstante, dirigentes y 'barones' insisten en que quien se presenta a estas elecciones no es el PSOE, sino el PSC, así que será éste quien tendrá que analizar en profundidad sus causas.
Ferraz y Nicaragua rechazan una ruptura
Los dos partidos se han dividido en esta campaña por el "derecho a decidir", que el PSOE rechaza y el PSC pretende convertir en realidad mediante una reforma constitucional que haga posible una consulta independentista. Sin embargo, las dos direcciones rechazan de plano que la discrepancia pueda derivar en ruptura.
A diferencia de lo que sucedió en las elecciones gallegas, Rubalcaba ha tenido una participación muy limitada en la campaña catalana, pero el PSC insiste en que el apoyo del partido 'hermano' ha sido muy similar al de otras citas autonómicas.
El líder socialista impartió una conferencia en el Congreso de Empresa Familiar en Barcelona el 12 de noviembre y ese mismo día arropó a Navarro en un acto por el Corredor Mediterráneo en Tarragona. El jueves participó en el mitin central junto a Navarro, en L'Hospitalet de Llobregat.
Allí respaldó la apuesta federalista del PSC, pero sin mencionar lo que le separa del PSOE --el derecho a decidir--, e incidió en el mensaje con el que el PSC quiere combatir la desmovilización de los suyos: que CiU y el PP defienden la misma política de recortes y que el PSC es el único partido que puede frenar los recortes y la vez la deriva independentista.
González, ausente porque está "jubilado"
En cambio, el PSC no ha podido contar esta vez con el expresidente del Gobierno Felipe González, un 'clásico' de las campañas y uno de los oradores más aplaudidos por el electorado socialista, especialmente en el 'cinturón rojo' de Barcelona.
Según el PSC, su ausencia no ha obedecido a ninguna decisión política, sino más bien a la imposibilidad de cuadrar agendas. González lo ha achacado a que ya está "jubilado".
Sí han pasado por la campaña catalana los secretarios generales del PSPV, Ximo Puig; el PSOE murciano, Rafael González Tovar; la secretaria general del PSOE balear, Francina Armengol; el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina y el presidente andaluz y presidente del PSOE, José Antonio Griñán.
También han estado tres exministros, el vasco Ángel Gabilondo, el catalán y exalcalde Celestino Corbacho y, en dos ocasiones, la excandidata a la Secretaría General del PSOE Carme Chacón.