Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "Es un buen Presupuesto que espero que podamos aprobar y ponernos a trabajar en el de 2018"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha puesto en valor el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 que su Ejecutivo ha presentado en el Parlamento y ha dicho que esperan poder aprobarlo y ponerse "ya" a trabajar en las cuentas públicas de 2018.
"Creo que es un buen Presupuesto, espero que podamos poder aprobarlo en esta Cámara y luego ya nos pondremos a trabajar en el próximo que es el del 2018", ha declarado Rajoy en los pasillos del Congreso, al término de la intervención del ministro Cristóbal Montoro en el debate de totalidad de los PGE.
El jefe del Ejecutivo ha afirmado que "lo importante" son los objetivos y ha recordado que él mismo dijo al principio de la legislatura que lo que iban a pretender "estos cuatro años" es "continuar con el crecimiento económico y el empleo", algo que, a su juicio, se está produciendo.
En este sentido, ha indicado que estos PGE "sirven para que haya más crecimiento económico" y, de hecho, ha subrayado que España es el país que "más crece" de Europa. Igualmente, ha recalcado que contribuyen a que "continúe el empleo" y ha añadido que, a la espera de ver los datos del mes de abril, van "por el buen camino".
Según Rajoy, ese crecimiento y ese aumento del empleo permiten un "aumento de la recaudación" y, por lo tanto, "dedicar más dinero a pensiones, sanidad y educación" que, ha dicho, son "los problemas que realmente interesan a la gente".
NO HABLA DEL ACUERDO CON EL PNV
Al ser preguntado si el acuerdo alcanzando con el PNV sobre el cupo puede soliviantar a otras comunidades autónomas, Rajoy ha evitado hacer declaraciones sobre este extremo concreto y se ha limitado a decir que es un "buen" PGE que conlleva más crecimiento y empleo.
Los Gobiernos central y vasco han cerrado un acuerdo que resuelve sus discrepancias en torno al cálculo del Cupo entre los años 2007-2016, de forma que el Ejecutivo español devolverá al vasco 1.400 millones de euros. Además, se ha establecido un Cupo provisional para 2017 de 956 millones que será el base del próximo quinquenio.