Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy inicia en Polonia una semana de intensa actividad internacional

Rajoy elogia el valor de la policía en la lucha contra  ETAEFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, encabeza la delegación española que viaja a la ciudad polaca de Gdansk para la cumbre bilateral entre ambos países, en una semana en la que viajará también a Malabo y a Bruselas. Estará acompañado por los ministros de Defensa, Pedro Morenés; Fomento, Ana Pastor; Industria, José Manuel Soria, y Empleo, Fátima Báñez, así como la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Susana Camarero.

El encuentro se prolongará hasta la media tarde. Entre otras cosas, Rajoy atenderá sus obligaciones parlamentarias en el Senado el martes y en el Congreso el miércoles y a última hora del día 25 se trasladará a Guinea Ecuatorial.
Allí participará el próximo jueves en la reunión de la Unión Africana prevista en Guinea Ecuatorial como único mandatario de la UE invitado y aprovechará el encuentro para recabar apoyos para que España se convierta en miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) para el bienio 2015-2016.
Fuentes del Gobierno han explicado que no se han cerrado los encuentros bilaterales que mantendrá el presidente, incluida una posible entrevista con Teodoro Obiang aunque solo sea por razones protocolarias, puesto que el presidente guineano ejercerá de anfitrión. Cabe la posibilidad igualmente de que Rajoy se entreviste con el presidente de la Unión Africana y de Mauritania, aunque nada está todavía decidido.
Si el encuentro o saludo entre Obiang y Rajoy se produce seguirá al del pasado mes de marzo en Madrid, con motivo de la presencia del dictador africano al funeral por el expresidente Adolfo Suárez. Entonces recibió el saludo del presidente del Gobierno y del Rey Juan Carlos I, al igual que el resto de representantes extranjeros.
La reunión de Malabo comenzará el jueves y Rajoy intervendrá a lo largo de la sesión inaugural, como también lo hará el presidente de la ONU, Ban Ki-Moon.
Aunque no se ha dado a conocer el contenido de su discurso, es muy posible que siga las líneas de un reciente artículo publicado por el presidente en prensa, en el que defendía la necesidad de que la UE y África pongan "al día" su relación y de apostar por un continente del que se refleja una imagen fundamentalmente negativa.
Más allá de este interés por estrechar lazos con los países africanos (más de medio centenar se darán cita en Malabo), Rajoy aprovechará para sumar todos los votos que pueda a favor de España como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU en 2015-2016.
España compite con Turquía y Nueva Zelanda por dos puestos que quedarán vacantes para el mismo grupo regional al que pertenecen los dos países. La Asamblea General de la ONU, donde no hay vetos y cada país representa un voto, por pequeño que sea, elegirá en una votación secreta a los dos nuevos miembros.
El Gobierno, que tiene comprometidos un centenar de votos de los 129 que precisa, cree que se la juega en el Africa subsahariana, el Caribe anglófono y las islas del Pacífico, y es ahí donde está intensificando la campaña, sin descuidar otras áreas.
Tras pasar el jueves en este país, fuentes del Gobierno aseguran que se espera llegar por la noche a Bélgica para la cena de líderes previa al Consejo Europeo del viernes. En esta ocasión, el encuentro no será en Bruselas, sino en Ypres, como parte de las conmemoraciones del centenario de la Primera Guerra Mundial.