Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "Mal presidente sería si permitiese liquidar la unidad y la soberanía nacional"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que "nadie va a liquidar" la Constitución española y la unidad y soberanía nacional, porque "mal presidente sería" si lo permitiese, si bien ha evitado referirse a las medidas que está dispuesto a tomar para frenar el desafío soberanista en Cataluña.
"Mal presidente sería yo si permitiera eso. Y tenga la total y absoluta certeza de que no lo voy a permitir", ha declarado a la prensa en Bruselas, a su llegada a una cumbre de la OTAN, al ser preguntado por la carta en la que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, le pide iniciar negociaciones sobre los términos y condiciones del referéndum de independencia.
"Por fortuna, somos una democracia y un país civilizado y ningún dirigente, por mucho que se lo crea, puede estar por encima de la ley y saltarse decisiones que corresponden al conjunto de los españoles", ha defendido.
¿ARTÍCULO 155? "NO ADELANTAR ACONTECIMIENTOS"
Preguntado por si puede asegurar que no se llegarán a colocar las urnas para el referéndum y si está dispuesto a activar el Artículo 155 de la Constitución, Rajoy ha dicho no querer "adelantar acontecimientos" ni "anunciar problemas", pero se ha mostrado tajante en cuanto a garantizar que "nadie" dañará la unidad de España.
"Lo que puedo decir a los españoles es que nadie va a liquidar de manera unilateral la Constitución española, la unidad y soberanía nacional. Es, entre otras cosas, mi obligación, aparte de que lo piense, como presidente del Gobierno", ha remachado.
El presidente del Gobierno ha confiado así en que llegue "un poco" de sentido común a "algunos sitios de donde nunca debió de haber salido", al tiempo que ha llamado al PSOE y al "mayor número posible de fuerzas" políticas para que se posicionen del lado del Gobierno en la defensa de la Constitución y de las leyes.