Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy da su apoyo a Juncker para presidir la Comisión Europea

Mariano Rajoy en el Congreso del PPEefe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dado el apoyo del PP al exprimer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, como candidato del centroderecha a presidir la próxima Comisión Europea, tras quedar satisfecho con las negociaciones sobre la futura presencia de España en las instituciones, según han informado fuentes de la delegación española en el Congreso del PPE.

El Gobierno español considera que ha cumplido sus objetivos en la reunión de los 'populares' europeos y el PP ha dado sus 55 votos a Juncker tras asegurarse de que con él obtendrá una buena representación en todas las instituciones: la Comisión Europea, el Consejo y el Parlamento Europeo, además del Grupo Parlamentario Popular en la Eurocámara.
Eso sí, las fuentes consultadas aseguran que queda para más adelante la presidencia del Eurogrupo, un puesto al que aspira el ministro de Economía, Luis de Guindos, en caso de que se convierta en un cargo de dedicación exclusiva.
Las fuentes no han precisado si la representación de peso de España en las instituciones se traduciría necesariamente en una vicepresidencia para el comisario español. No obstante, el PP subraya que es el segundo partido de la familia democristiana en Europa -teniendo en cuenta su influencia como gobernante de un país 'grande' de la UE, además de sus militantes-- así que desea que el PPE le conceda ese peso en su presencia en las instituciones.
Rajoy se reunió el jueves con los dos candidatos, Juncker y el francés Michel Barnier, pero el grueso de las negociaciones se han llevado a cabo entre gobiernos. Juncker cuenta con el apoyo de la poderosa CDU y de Angela Merkel, así que sigue siendo el favorito, a pesar de que Barnier ha hecho campaña hasta el último momento, delegado a delegado, tratando de explotar el hecho de que el voto es secreto y que algunas delegaciones están divididas. Es más, fuentes europeas aseguran que la propia CDU ha llegado a sentir cierto temor.
Pese a que siempre son posibles las fugas de votos, fuentes europeas apuntan a que Juncker ganará cómodamente, aunque sin 'barrer' a su rival, gracias a los votos y la influencia de la CDU (69 votos) y la CSU (22), el PP (55) y el polaco Plataforma Cívica (57 votos) del primer ministro polaco Donald Tusk. Barnier cuenta al menos con su partido, la UMP (68 votos), aunque hay divisiones en su seno y con el húngaro Fidez (32).
Los delegados españoles han escuchado los discursos de ambos candidatos y después han recibido la instrucción verbal de apoyar al luxemburgués. Así se lo ha transmitido la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y han ido trasladándosela unos a otros.
En declaraciones a los periodistas, Cospedal no ha hecho alusión alguna a las negociaciones por los puestos de poder pero sí ha afirmado que en el Congreso del PPE de Dublín la delegación española ha sido muy activa y ha trabajado mucho para buscar soluciones "que garanticen el crecimiento y el empleo en Europa".