Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy no ve a Iglesias "merecedor" de ser presidente porque sería "letal" para el bienestar general

Lo retrata como un populista de izquierdas que busca destruir al contrario, "acosa al discrepante" y tiene a Venezuela como modelo
El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha cargado duramente contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que no ve "merecedor" de convertirse en presidente del Gobierno porque eso sería "letal" para el interés general y un "castigo" para España. Es más, ha asegurado que no puede llegar al cargo porque encarna un populismo de izquierdas que busca "destruir al contrario", el "acoso al discrepante", tiene a Venezuela como modelo y ha hecho del Parlamento un lugar para "montar el pollo".
Rajoy ha subido por segunda vez a la tribuna de oradores --primero replicó a la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero-- para desmontar los argumentos de Pablo Iglesias y su programa de Gobierno, que, según ha dicho, busca "revertir" todas sus reformas económicas, sembrar la incertidumbre y crear inestabilidad en España.
En primer lugar, ha enmarcado la moción de censura en la "política espectáculo" que practica Podemos, en un momento en que esa formación, ha dicho, ha perdido en seis meses más de un millón de votos. "Cuanto más le conocen, menos le votan", ha enfatizado, para espetar con sorna a Iglesias cómo es posible que "siento tan brillante, sensible y cercano", la gente "desdeñe sus méritos y muestre con claridad su preferencia por los demás".
"Usted no debe ser presidente de Gobierno porque su devoción por la política como un mero espectáculo le incapacita como gobernante a los ojos de los españoles", ha enfatizado, para recalcar que un Ejecutivo presidio por el secretario general de Podemos "sería letal para el bienestar general y el modelo de convivencia".
Es más, ha dicho que también le "inhabilita" esa "insolencia deliberada" que muestra ante "la casta, en cualquiera de sus encarnaciones". "Necesita imprescindiblemente ese estilo desabrochado, esa palabrería inflamada, esa sobreactuación indignada que gasta habitualmente", ha dicho a Iglesias, para remachar que esos comportamientos "también le inhabilitan" para ser presidente.
"MORAL COMO UN ESTROPAJO"
Asimismo, Rajoy ha acusado al candidato de no querer debatir con argumentos sino "destruir al adversario" mediante el "hostigamiento y la estigmatización", así como mediante 'escraches', y de buscar la división entre españoles "buenos y malos" (los que no les apoyan) e incluso entre "dignos e indignos", "decentes e indecentes" y "saqueadores y explotados".
"No parece que pueda gobernar quien ni se plantea gobernar para todos", ha afirmado, para recalcar que no deben gobernar quienes han "acosado" a sus adversarios políticos en la universidad o en su propio domicilio. Según ha dicho, no son hechos tan "remotos" ni "pecados de juventud".
Rajoy ha criticado además que esa "enfermiza obsesión" de Podemos por marcar el terreno con "raya roja" para dividir a los ciudadanos en buenos y malos busca en realidad "reconocer mejor al enemigo y vencerlo".
"¿A qué viene esta moción que nos presenta si no es para que el Grupo Socialista manifieste de qué lado de la raya quiere estar?", se ha preguntado, para acusar después a Pablo Iglesias de emplear la moral "como un estropajo" y tener una "vocación regeneradora abrasiva".
DISCURSOS CON EVIDENCIAS "EXAGERADAS" Y "FALSAS"
Rajoy ha señalado que también hace poco aconsejable la candidatura de Iglesias a presidente del Gobierno su afición a crear discursos basados en "supuestas evidencias que siempre son exageradas y habitualmente falsas". En este contexto, ha enmarcado frases como 'en España, los derechos de los ciudadanos están amenazados y permanecen secuestrados debido al comportamiento del PP y su Gobierno" o que España vive "circunstancias de excepcionalidad y emergencia democráticas".
A su juicio, cuanto más se avanza en la recuperación económica y más empleo se crea, más corruptos son juzgados y mejor le va a España, "más distancia se abre entre su discurso y la realidad" y "más necesita exagerar el tono, la descalificación y la impostura".
"Su experimento de 'populismo de izquierdas a la española' se disuelve a marchas forzadas como el hielo al sol. Solo son capaces de apuntalarlo con ficciones de miseria como la que nos ha brindado en su discurso", ha dicho Rajoy, que ha añadido que el proyecto de Iglesias "manipula la realidad" y se resume en la máxima: "cuanto peor para todos, mejor para mi beneficio político".
Tras criticar que Iglesias hable del "régimen" del 78, ha afeado al líder de Podemos que defienda el modelo de Venezuela y lo ponga como ejemplo democrático. "El problema es que cuando usted y yo hablamos de democracia, hablamos de cosas muy distintas", ha lamentado.
LA PRISA DE IGLESIAS PORQUE "ALGUNOS SE ESTÁN RECUPERANDO"
El presidente del Gobierno ha afirmado que Iglesias "no es fiable" y tiene "mucha prisa" con la moción de censura y su "programa de asalto" porque "aquí hay algunos que se están recuperando", en alusión a los socialistas.
Sin embargo, ha insistido en que su llegada al Gobierno devolvería a España "a lo peor de la crisis" porque quiere "revertir" las reformas realizadas estos años y sembraría "incertidumbre" y un panorama de "inestabilidad". Según ha añadido, eso no sería "bueno" para la "salud democrática" y el "bienestar de los españoles".
"No es buena idea que usted gobierne señor Iglesias, se lo digo con franqueza, a los españoles no les gustaría. Sinceramente a usted no le veo hoy merecedor de ese honor ni a España de ese castigo. Lo sabe usted muy buen. Está usted muy buen donde está, cuenta con un gran pasado por delante y nunca le van a faltar los aplausos de sus alabarderos", ha concluido.