Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy va a Dublín a recuperar poder en la UE y sin candidato a las europeas

Conferencia de Mariano Rajoy sobre el futuro de EuropaEFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acude al Congreso del PPE en Dublín con el propósito de recuperar poder e influencia en la Unión Europea colocando a candidatos españoles al frente de importantes puestos de mando, entre los que podría figurar la vicepresidencia de la Comisión Europea, una comisaría potente e incluso la presidencia del Eurogrupo, según han informado fuentes del Ejecutivo.

De hecho, y con el objetivo de acercar posiciones antes de ese cónclave, el jefe del Ejecutivo y la canciller alemana, Angela Merkel, han mantenido este miércoles una conversación telefónica, en la que se ha puesto de manifiesto su "buena sintonía", según fuentes comunitarias.
Ambos se verán las caras, primero en la cumbre sobre Ucrania que tendrá lugar en Bruselas, y después en la cena de los líderes de los partidos 'populares' europeos que se celebrará por la noche en Dublín.
En esa cena se tratará quién será en candidato del centroderecha a presidir la Comisión Europea los próximos cinco años, aunque la decisión final está en manos de 851 delegados que el viernes elegirán, en una votación secreta, entre los tres candidatos.
Aunque hasta este miércoles eran tres los aspirantes a sustituir a José Manuel Durao Barroso al frente de la Comisión en caso de ganar las elecciones a la Eurocámara --el exprimer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker; el comisario francés, Michel Barnier; y el ex primer ministro letón Valdis Dombrovskis--, este último informó anoche a la Presidencia del PPE de que se retira de la carrera para ser el aspirante de los 'populares' europeos a presidir la próxima Comisión Europea.
El luxemburgués Juncker es el claro favorito al contar con el apoyo de la CDU de Angela Merkel, pero los 'populares' españoles tampoco ven con malos ojos a Barnier. Los dos podrían estar en la cena que este jueves celebrarán los líderes del PPE en la capital irlandesa, ya que el primero es vicepresidente del PPE y el segundo es líder de su partido.
El Gobierno español no ha dicho públicamente cuál es su candidato. Algunas fuentes creen que en la conversación de este miércoles Merkel ha pedido a Rajoy apoyo para Junker, algo que estaría dispuesto a aceptar a cambio de que sean atendidos los intereses de España en el reparto de poder de la UE.
Una comisaría potente y presidencia del Eurogrupo
El Gobierno español aspira a la vicepresidenta de la Comisión Europea o una comisaría potente, como la de Comercio Exterior o la de Competencia que ostenta en este momento el socialista Joaquín Almunia.
Hasta ahora, el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, es el mejor situado para formar parte de la Comisión Europea, si bien la duda es si él será también el cabeza de cartel del Partido Popular a las europeas.
De hecho, es llamativo que Rajoy acuda a Dublín sin haber designado aún al 'número uno' del PP a las europeas del 25 de mayo, una decisión que se anunciará "a la vuelta" del Congreso del PPE. Por lo pronto, Rajoy ha convocado el lunes al Comité Ejecutivo del PP, un lugar propicio para lanzar a ese 'cabeza de cartel' que deberá enfrentarse a la socialista Elena Valenciano, según fuentes de la formación.
En estas negociaciones previas al cónclave de Dublín, algunas fuentes apuntan a que el Ejecutivo podría haber puesto sobre la mesa la posibilidad de que un español sea presidente de la Eurocámara --que tendrá esta legislatura un gran poder de codecisión--, cargo en el que podría situar a una persona del perfil del secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo.
Además, el Gobierno quiere colocar a candidatos en segundos niveles (jefes de gabinete), no tan visibles pero muy influyentes, según fuentes del Ejecutivo. Tampoco se descarta que se puede producir un entendimiento para situar más adelante al ministro de Economía, Luis de Guindos, al frente del Eurogrupo (reúne a los ministros de Finanzas de la zona euro).
Manifiesto electoral y ratificación de Daul
Antes de la cena de líderes del PPE, los delegados que participan en la cita congresual deberán confirmar la elección de Joseph Daul, como presidente de los conservadores europeos, que tuvo lugar en la Asamblea Política celebrada el pasado 12 de noviembre de 2013.
Además, en la primera sesión plenaria, que tendrá lugar a primera hora de la tarde, se debatirá y se aprobará el Manifiesto Electoral con el que el PP Europeo concurrirá a las elecciones de mayo.
Rajoy acude a este cónclave acompañado por una amplia delegación del PP encabezada por la propia secretaria general, María Dolores de Cospedal. Forman también parte de la misma el vicesecretario de Estudios y Programas, Esteban González Pons; el secretario ejecutivo de Relaciones Internacionales, José Ramón García-Hernández, además de diversos secretarios de área y miembros del Comité Ejecutivo, hasta completar un total de treinta integrantes.
El PP considera que sus votos serán "decisivos" para cualquier negociación. Con sus 57 delegados --según el recuento de 'Génova', que incluye a representantes de la Asamblea del Consejo de Europa--, la delegación del PP es la cuarta más numerosa, al mismo nivel que Plataforma Cívica (PO) del primer ministro polaco Donald Tusk.
Encuentro con el primer ministro de Irlanda
Antes de acudir a la cena que reunirá a los líderes del PPE, el presidente del Gobierno mantendrá un encuentro bilateral con el primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, según han informado fuentes del Palacio de la Moncloa. En la agenda del primer ministro irlandés figura también un encuentro con la canciller alemana, Angela Merkel.
La delegación española que encabeza Cospedal también aprovechará su estancia en Dublín para mantener algunas bilaterales, entre las que podría estar una con la ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko.