Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy explica las medidas tomadas en el Consejo Europeo ante el espionaje de EEUU

Rajoy responde a CiU en el CongresoEFE

Después de que el director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, Keith Alexander, asegurara que las informaciones sobre la supuesta captación de millones de llamadas en Europa son "completamente falsas" y aclarara que estos datos corresponden a agencias de Inteligencia extranjeras, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, informará en el Pleno del Congreso de las conclusiones del Consejo Europeo de la pasada semana, centrado en el espionaje masivo por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) norteamericana.

Ese espionaje planeó sobre toda la cumbre europea y, de hecho, Alemania y Francia anunciaron que negociarán de aquí a final de año con Estados Unidos un acuerdo que regule el funcionamiento de los servicios secretos a ambos lados del Atlántico y evite que se repitan casos de espionaje masivo.
Rajoy, que no quiso aclarar si se sumará a esa iniciativa de Francia y Alemania, dijo que no tenía constancia de que España haya sido espiada. El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, insistió en ese mensaje pero avisó que si se confirmara que se ha producido ese espionaje, podría romper la confianza entre ambos países.
Durante la cumbre, los líderes europeos expresaron su "profunda preocupación" por la actitud de Washington y resaltaron que la "estrecha relación" entre la UE y Estados Unidos "debe basarse en respeto y confianza, incluyendo lo que se refiere al trabajo y cooperación de servicios de inteligencia".
PLAZOS ESTRICTOS PARA LA UNIÓN BANCARIA
En clave económica, Rajoy destacará que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han fijado plazos estrictos para completar la unión bancaria, cuyo objetivo es acabar con la fragmentación del crédito en la eurozona. Además, subrayará el compromiso para tener listos mecanismos de asistencia pública nacionales para aquellos bancos que suspendan las pruebas y no logren capital en los mercados.
También informará de que los 28 pidieron que antes de finales de año se apruebe la norma que defina quién debe asumir pérdidas en caso de rescates bancarios y la que armoniza los sistemas de garantía de depósitos.
Sin embargo, los jefes de Estado y de Gobierno de la UE no realizaron en la cumbre europea ningún avance en su pieza más polémica, la creación de una autoridad y un fondo único para liquidar bancos con problemas, que debe cerrarse en diciembre para que la Eurocámara lo ratifique antes de las elecciones europeas de mayo de 2014.
Además, Rajoy dará cuenta de cómo los mandatarios europeos acordaron acelerar los preparativos para que el fondo de la UE para combatir el paro juvenil empiece a desembolsar dinero el 1 de enero de 2014. El presidente ya avanzó la pasada semana que enviará en noviembre a la Comisión Europea su plan para utilizar los 1.800 millones de euros que corresponden a España de ese fondo.
INMIGRACIÓN: SE APLAZAN A DICIEMBRE LAS MEDIDAS CONCRETAS
En materia de inmigración, Rajoy informará en el Pleno del Congreso de que los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho se comprometieron a "actuar de manera determinada" para prevenir la muerte de inmigrantes en el Mediterráneo en catástrofes humanitarias como las vividas en Lampedusa en las últimas semanas.
Sin embargo, el Consejo Europeo aplazó hasta su próxima reunión de diciembre la discusión de medidas concretas y hasta junio de 2014 la reforma de la política migratoria y ni siquiera consideró la posibilidad de aumentar los recursos para políticas de inmigración.
Fuentes del Palacio de la Moncloa han señalado a Europa Press que las propuestas de España en materia de inmigración se incorporaron a las conclusiones, que el propio Rajoy calificó de "importantes". Aunque no se adoptaron medidas concretas en la cumbre, el presidente del Gobierno dijo que la UE "ya está haciendo cosas" en materia de inmigración y reaccionó con "celeridad" a la tragedia de Lampedusa.