Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quince afiliados abandonan Cs Segovia, entre ellos 5 cargos, al considerar que la formación deja de lado el mundo rural

Quince afiliados de Ciudadanos en Segovia han decidido abandonar la formación naranja y entre ellos se encuentran cinco cargos públicos, con la única diputada provincial que tiene el partido, María Cuesta, al frente.
Junto a ella, han dado este paso sus compañeros en el grupo municipal del Ayuntamiento de Espirdo, Afrodisio Martín, David Isabel y Juan Manuel Hernanz, además del edil del Consistorio de El Espinar, Tomás López. Todos ellos pasarán a ser no adscritos, en sus respectivas corporaciones.
Juan Zamorano, Cruz Sastre, Isaac Toranzo, Chema Muñoz, Filippo Buscaglia, Carlos Cobos, Alfredo Alonso, Carlos Gómez y Pedro Vicente completan la lista de afiliados que se han dado de baja.
Entre ellos hay cinco expedientados por la Junta Directiva provincial, aunque Cuesta no ha concretado cuáles en la comparecencia que ha protagonizado este miércoles para anunciar su decisión.
Para explicar este paso, la diputada provincial se ha remontado al último congreso nacional que ha desarrollado el partido que preside Albert Rivera. Un cónclave tras el que la formación naranja "ha cambiado su ideario" y ha "traicionado" los principios con los que nació, según María Cuesta.
Respaldada por varios de los compañeros que también dejan el partido, Cuesta ha lamentado la "ausencia de democracia interna" y que los compañeros que han expresado "su opinión" hayan terminado expedientados. Algo que ha identificado con un poder "absoluto" en la organización, "de arriba abajo".
En ese sentido, la diputada provincial ha asegurado que Ciudadanos apuesta por grandes centros, como Madrid o Barcelona, y "deja de lado" el mundo rural, pese al compromiso de atención "prometido" durante las campañas electorales por los que ahora son cargos electos. La imposibilidad de crítica convierte la militancia en "vacía, como ha añadido.
No obstante, los cinco cargo electos han confirmado que mantendrán sus respectivas actas, como no adscritos, tanto en sus respectivos ayuntamientos como en la Diputación, en el caso de Cuesta. Se unen así a la baja de Juan Manuel Alcalde, que tras dejar su acta como edil del Consistorio de la capital segoviana se dio de baja en el partido en noviembre de 2016, como hizo unos meses después quien había sido candidato por la provincia tanto a las elecciones autonómicas como a las generales, Javier Rodríguez Recio.
Cuesta ha recalcado que estas catorce salidas van a "afectar" a la formación en Segovia, aunque tanto ella como los otros exafiliados que le han acompañado en su comparecencia han reiterado que "nunca" han sabido exactamente a cuánto asciende la militancia naranja en Segovia.
La diputada provincial ha argumentado que este tipo de posicionamiento crítico respecto al nuevo cariz de Ciudadanos se reproduce en las agrupaciones de otros puntos de España. María Cuesta ha puesto el ejemplo de Valencia, donde la situación es "alborotada". Según sus cálculos, la formación naranja acumula 203 concejales y 9 diputados provinciales que han pasado a la condición de no adscritos en todo el país, tras abandonar el partido.