Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Pujol obtuvieron un beneficio presuntamente ilícito de 70,4 millones de euros desde 1990, según la UDEF

Los movimientos de la fortuna de 'LA FAMILIA' respondían a un "plan preconcebido y ordenado" que se alargó hasta 2014 para blanquear
La familia Pujol Ferrusola habría obtenido un beneficio presuntamente ilícito de al menos 70,4 millones de euros desde el año 1990, según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional incorporado a la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata sobre el origen de la fortuna del clan.
El citado informe, al que ha tenido acceso Europa Press, se refiere al clan Pujol como 'LA FAMILIA' e incide en que las operativas realizadas entre cuentas bancarias de Andorra responde "a un plan preconcebido y ordenado dirigido a la ocultación de grandes sumas de dinero de origen desconocido", siempre liderado por el primogénito de los siete hijos del matrimonio Pujol-Ferrusola, al que considera el "líder" del grupo.
La UDEF habla en el documento entregado al magistrado, de 102 páginas, de "ingentes cantidades de dinero en efectivo" que ingresó 'LA FAMILIA' en cuentas que ellos mismos poseían en el banco Andbank, actuaciones que se remontan a 1990. En este banco, las operaciones se prolongaron hasta 2010, cuando todos los hermanos y la madre traspasaron fondos a BPA, manteniendo las posiciones hasta 2014.
JORDI JUNIOR, EL MÁS ACTIVO
Jordi Pujol Ferrusola era el miembro del clan "más activo" y el que más dinero poseía en las cuentas bancarias, fortuna que la familia atribuye a una supuesta herencia del abuelo Florenci. Según el informe policial, el hijo mayor del expresidente catalán atesoraba al menos 54,4 millones de euros en pesetas, euros, marcos alemanes y libras esterlinas.
Por su parte, los fondos de su padre, Jordi Pujol, alcanzaban los 2,84 millones de euros y los de su madre, Marta Ferrusola, 683.139 euros. A Josep, la Policía atribuye 3,52 millones; a Oriol, 955.253 euros; a Mireia, 757.708; a Pere, 711.561; a Oleguer, 697.761; y a Marta, 695.657 euros. Los fondos de Mercè Gironès ascendían a 3,71 millones de euros.
Según la Policía, las actuaciones del clan con respecto a su fortuna no se realizaron de forma "aislada", sino que todo responde a "un plan preconcebido y ordenado" que "responde indiciariamente a una operativa de blanqueo de capitales", siempre liderado por el primogénito de los hermanos, quien tras ingresar estas sumas de dinero en cuentas controladas por él, procedía a su transferencia a cada uno de los hermanos, generalmente en misma fecha y cuantía.
El hijo mayor del expresidente de la Generalitat de Cataluña ostentaba "distintas posiciones" en las cuentas bancarias para "recepcionar, ingresar y posteriormente dar salida al dinero". Una vez que realizaba estos movimientos, procedía a ingresar parte del dinero a sus padres, a sus hermanos y a su por entonces esposa Mercè Gironés.
ORGANIZACIÓN CRIMINAL
Según la UDEF, muchos de estos movimientos entre las cuentas coinciden en tiempo, lo que implicaría que el dinero de origen desconocido y supuestamente ilícito se estaría "repartiendo y beneficiando a todos los miembros". Una estructura, añade el informe, que responde a la propia de una organización criminal.
Y es que la Policía constata que las operaciones de ingreso de dinero "no responderían en principio a ningún tipo de lógica empresarial o comercial", atendiendo a la asincronía en los movimientos, es decir, que "no se observa la periodicidad típica en las relaciones económicas mercantiles".
Los ingresos suelen ser en cifras redondas, circunstancia que no suele ir aparejada con las "relaciones económicas típicas, donde la agregación de impuestos suele arrojar incluso decimales". También se reflejan "cuantías volubles", lo que tampoco cuadra con una actividad comercial legal, bajo el criterio de los investigadores.
CAMBIO A BPA
Años después de comenzar los movimientos de dinero en Andbank, la familia Pujol decidió cancelar estas cuentas y trasladar los fondos a BPA a través de transferencias y reintegros en efectivo. Según la Policía, lo que querían los Pujol con estos reintegros era "romper el rastro bancario", pero el esfuerzo resultó "infructuoso" y realizaron de nuevo los movimientos "de forma coordinada en el tiempo".
El informe de la UDEF concluye también que las actividades de algunos miembros del clan se extendían más allá de Andorra, "abarcando nuevas operativas y jurisdicciones, algunas de ellas offshore", siguiendo así con la operativa de blanqueo de capitales.
Así, la Policía constata que al menos Jordi, Pere, Marta, Mireia y Oleguer Pujol, además de su madre Marta Ferrusola, habrían abierto cuentas en BPA a nombre de fundaciones panameñas: Kopeland Foundation, Clipperland Foundation y Doral International o Doneran Foundation y Kamala Foundation.
FRENÉTICA ACTIVIDAD
Entre todos los miembros de 'LA FAMILIA', la UDEF destaca la "frenética actividad" de Jordi Pujol Ferrusola por las "numerosas transferencias" internacionales que, desde las cuentas controladas directa o indirectamente por él, se realizan a distintas mercantiles sitas en otros países.
Sin embargo, no es el único, ya que "al objeto de dar continuidad a esta operativa de blanqueo de capitales", desde Andorra cada uno de los miembros del clan realizaba sus propias actividades.
Las más parecidas a las del hijo mayor eran las de su hermano Josep, mientras que otras --concretamente Marta Ferrusola y Marta, Mireia y Pere Pujol-- se limitaron a la regularización del dinero aprovechando la amnistía fiscal puesta en marcha por el Gobierno en 2012.